Viernes 24 de Noviembre 2017

¡Qué dolor de cuello!

Cada vez más personas se quejan de esta molestia tras el moderno 'texting'
¡Qué dolor de cuello!
La flexión de la cabeza hacia adelante, que se toma al usar celulares o tabletas por largos períodos de tiempo, ha incrementado las visitas médicas por dolor de cuello.
Foto: Shutterstock.

patricia.prieto@laopinion.com

Los teléfonos inteligentes han incrementado ciertas molestias musculares tras la popular actividad del “texting”.

“Curiosamente, en los últimos años, hemos visto un aumento en las quejas anecdóticas de dolor del músculo trapecio, cuello y hombros”, dice el Dr. Ronald Navarro, Ortopeda del Centro Médico de Kaiser Permanente en Harbor City, California. “Esto se debe a la flexión de la cabeza hacia adelante que tomamos al usar nuestros celulares o tabletas por largos períodos de tiempo”.

Y es que en esta época moderna de grandes innovaciones tecnológicas en el área de las comunicaciones, el “texting” se ha convertido en otra actividad de la vida cotidiana.

Para comprobarlo sólo hay que ver los informes de la CTIA (The Wireless Association) que —hasta diciembre del año pasado— muestran que en este país se producen un millón 533 mil millones de mensajes de texto por mes.

¿Cuál es el grupo poblacional más aficionado a esta actividad?

Los estudios en materia de hábitos de uso de medios de comunicación señalan que los mensajes de texto ha superado a las conversaciones por teléfono o cara a cara, así como a la comunicación por correo electrónico, entre los menores de 12 y 17 años.

Y dentro de este grupo, ¿adivina qué género es el más activo? Luego de leer las siguientes cifras, saca tu propia conclusión: los chicos envían un promedio 30 textos por día y las chicas un promedio 100 textos.

Las estadísticas también muestran que los adultos no se quedan atrás en cuestión de “texting”. Según los datos, los mayores de 18 años de edad envían un promedio de 10 textos por día.

Ante ello, como dice el Dr. Navarro, no resulta raro deducir que las dolencias generadas por el “texting” afectan “a personas de todas las edades”, sin excluir a la comunidad hispana del país.

“Según datos publicados en enero de este año por el Pew Research Internet Project, entre la población hispana en Estados Unidos, el 85% de sus integrantes poseen un smartphone [teléfono inteligente] y, de éstos, el 57% utiliza su teléfono móvil para acceder al internet”, resalta el médico.

Para prevenir o minimizar el dolor de cuello provocado por la actividad del “texting”, el Dr. Navarro dice que se debe recordar esta trillada orden de nuestras mamás: “Enderézate”.

También se debe mantener los hombros bien tirados hacia atrás.

“Es importante cuidar nuestra postura tanto al caminar, estar sentado y de pie”, concluye el especializado en ortopedia.

El doctor Navarro ofrece estos consejos que pueden evitar el dolor de cuello generado por la actividad del “texting”:

  • Trata de limitar la cantidad de mensajes de texto que mandas.
  • De ser posible, utiliza el teléfono en forma tradicional o ten la conversación en persona.
  • Si vas a mandar mensajes de texto, mantén el teléfono a nivel de tus ojos.
  • Tomate un “texting break”. Para ello, párate y estira tus piernas, brazos y dedos de las manos.
  • Haz estos ejercicios de estiramiento para la zona del cuello: movimiento de barbilla hacia cada hombro; oreja hacia cada hombro y movimiento de la cabeza hacia delante y hacia atrás.
  • Haz uso de la herramienta de “mensaje de voz en texto”.
  • Si tienes dolor persistente en el cuello, hombros o en el músculo trapecio, habla con tu médico.