Miércoles 14 de Noviembre 2018

Meninist: los hombres tampoco son objetos

Meninist: los hombres tampoco son objetos

Muchas veces podemos tener un discurso feminista –viene en nuestro ADN- y criticamos cuando vemos cómo pasan a llevarnos como género. No nos callamos frente a las injusticias. Por eso hoy, tras revisar el hashtag #Meninism, me parece justo ponernos en el lado de ellos, que también sufren con la objetivización de su cuerpo o querer ser parte del estándar de hombre. Meninism es al hombre lo que el feminismo es a la mujer. Sólo que es una broma.

La verdad es que los hashtag #Meninist, #MeninistTwitter y #Menemism sin muy divertidos y se nota que su fin es reírse de sí mismos, de nosotras y de la sociedad. Son decenas de hombres “quejándose” por las mismas razones que nos quejamos las mujeres y por las cuales buscamos igualdad: dejar de que el cuerpo sea mirado como un objeto, por aceptarnos tal cual somos, por terminar con la violencia y por exigir respeto de parte del sexo opuesto. Sí me reí con los tweets porque son graciosos. Pero me quedé pensando que, bien en el fondo, no me parecen tan ridículos.

Con toda honestidad les digo que un hombre con muchas curvas no me parece atractivo (y nadie me linchará por decirlo pero un hombre no puede decirlo sobre una mujer sin ser categorizado de machista). Y con la misma honestidad les digo que no conozco hombre que no las tenga. Los modelos son tan escasos en la vida real como las Angeles de Victoria Secret. Si nosotras queremos que los medios y la publicidad deje de mostrar una falsa perfección del cuerpo femenino, pues que también deje de mostrar sólo hombres altos y musculosos.

Uno de los post que más risa me causó fue “Why do men have to spend our hard earned money on dates, why can we get asked out, picked up and fed… I like free food too. #Meninist.” Y la respuesta es que no creo que exista mujer en el mundo que nunca haya aceptado que él pague todo en una cita. Sí, estamos las que nos gusta compartir gastos pero no nos veamos la suerte entre gitanas… si no invita la primera cita, no es buena señal.

No sé si recuerdan hace un tiempo que les contábamos sobre los DILFs y de cómo una cuenta en Instagram que fotografiaba a guapos papás con sus hijos era aceptado por la sociedad. Estamos casi seguras que hubiera sido una cuenta con guapas mamás, las penas del infierno hubieran caído sobre ellos. Si las feministas luchamos por la igualdad de derechos, no lo hacemos para ir encontrar de los hombres. Es para que seamos igual que ellos, en todos los aspectos posibles. O por lo menos así lo pensamos en ChicaFresh.

Otra cosa que me llamó más la atención que los hashtag, fue la cantidad de comentarios agresivos y violentos que leí. Guess what? Todos fueron escritos por mujeres. Y ahí es cuando pienso que si seguimos toda la vida con ese doble discurso, no llegaremos a ninguna parte. Si los hombres quieren igualdad, sea en broma o no, no tenemos por qué burlarnos o tratarlos de imbéciles. Quizás eso mismo les dijeron a las primeras feministas y miren dónde estamos ahora. De vez en cuando hay que tomarse la vida con humor y no ser tan serios. Hasta que yo sepa, nadie se ha muerto por reirse.

Así como hay hombres declarados feministas, yo me declaro una seguidora de esta corriente-tendencia-iniciativa-broma conocida como Meninism… #YesAllMen

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js

//platform.twitter.com/widgets.js