Lunes 20 de Agosto 2018

Ese cuarto de hotel, ¿de verdad está limpio?

Ese cuarto de hotel, ¿de verdad está limpio?
¿Estás segura de que tu habitación de hotel está libre de gérmenes?

Si vas salir de viaje de Navidad o fin de año, tu mente ya debe estar a bordo del auto, del bus o del avión. Si te vas a quedar en casa de la familia, la historia cambia; pero si vas a hospedarte en un hotel, mejor tomar precauciones de higiene y limpieza, especialmente en esta temporada en que las infecciones respiratorias están ahí nomás.

Nadie quiere pasar Nochebuena  tumbada en la cama con fiebre, mucho menos enfermar de influenza, especialmente cuando ya nos advirtieron que este año la vacuna es menos efectiva. Tus armas contra bacterias, virus, infecciones, alérgenos y demás bichejos serán un spray desinfectante, una botella de alcohol líquido o en gel y unas toallitas de tela como las que se usan para los bebés.shutterstock_148650020

Al llegar al hotel, antes que cualquier cosa, lo primero que harás es no dejar tus cosas sobre la cama ni los sillones hasta no revisarlos. Luego acude al lugar donde más gérmenes se acumulan en la habitación: el baño. Lávate las manos y revisa el inodoro. Rocía spray desinfectante en el asiento y en la taza. Humedece una toallita con alcohol y limpia los grifos del baño, los picaportes de las puertas y – según tu nivel de paranoia-, también el control remoto del televisor.

Los vasos y otros utensilios que te ofrecen con el alojamiento, lávalos con jabón y agua caliente. Lo mismo con la bañera: deja correr un poco de agua caliente y mejor si puedes tallarla con un cepillo de cerdas duras. De todos modos, no se te ocurra meterte a la ducha ni a la bañera sin sandalias: podrías pescar un hongo que arruinaría tus sesiones de pedicure.shutterstock_18723715

Vamos a la cama. Retira el edredón y revisa muy bien las sábanas. Si hay pequeñas manchas de sangre seca, huevecillos blancos o pequeñas pelusas amarillentas, indígnate y llama a recepción de inmediato porque estás a punto de roncar entre chinches. Y siempre que te sientes en la cama o los sillones de la habitación, hazlo con ropa. También trata de mantenerte alejada de las cortinas, porque guardan mucho polvo y alérgenos.

En una habitación de hotel puedes pescar desde un hongo en la piel hasta un norovirus que provoca infección estomacal. Vale la pena entones que antes hacer el booking, revises los comentarios de quienes han sido huéspedes en ese hotel. Y ahora sí, bon voyage!