Sábado 23 de Septiembre 2017

El amor en forma de joyas

Juan Pablo Valencia cuenta historias con sus anillos, aretes y collares
Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
El amor en forma de joyas
Valencia trabaja desde su estudio en Manhattan.
Foto: Cortesía

Cada pieza diseñada por Juan Pablo Valencia tiene una historia, una razón de ser.

“Es que la joyería es más divertida y mejor cuando tiene una base conceptual lo suficientemente fuerte para que justifique su existencia”, explica el joyero colombiano sobre el proceso de creación de sus prendas.

Es por eso que muchos de sus anillos y collares esconden frases románticas, como “Thinking of you” (Pensando en ti) o simplemente Je T’adore (Te adoro), que en múltiples ocasiones vienen enmarcadas en corazones, formas que explican en qué estaba pensando el diseñador cuando las realizó.

“Hace más de una año una muchacha hizo un comentario en Facebook sobre la pintura de un amigo, y sentí curiosidad por el comentario. Le escribí una notita a ella y comenzamos a hablar”, narra Valencia sobre el inicio de una de sus colecciones.

“Cada vez que hablábamos sentía que salían como chispitas, como corazoncitos, y los quería agarrar pero no pude, porque el amor no se puede agarrar así”, dijo el creativo caleño.

Entonces le dio forma a esos pequeños corazones, para crear su colección Sweet Nothings, porque ese “fue un enamoramiento virtual, por Facebook y Skype”. Nunca se conocieron.

Así es como entonces muchas de sus joyas celebran al amor, en sus diferentes formas, con colecciones como Urban Love Stories y Poetry Jewelry. Pero además le da espacio a la naturaleza, con su colección Nature Hommages; crea brújulas para su línea Compass Collection; y diseña piezas geométricas y amuletos.

Aunque también trabaja con oro, su material favorito es la plata, que encrusta con piedras preciosas, como esmeraldas, safiros y hasta diamantes. “Fui uno de los primeros que lo hizo”, asegura.

Valencia se mudó a Nueva York, desde Cali, Colombia, en 1985, “con un pasaje de ida, porque sabía que me iba a quedar”.

Su tío, un experto en esmeraldas, le consiguió un trabajo como “mandadero” en una tienda de diamantes, que incluía comprar piezas para que el joyero ensamblara las prendas.“En una ocasión el jefe necesitaba un anillo para el otro día. Yo ya tenía algunas herramientas, lo hice y le gustó”, cuenta sobre sus inicios.

Luego se convirtió en modelista, que son quienes hacen las bases para hacer los moldes que luego se repetirán en serie.

Años más tarde, después de trabajar en un taller donde se hacían piezas para Tiffany y Cartier, y de cursar estudios de joyería y gemología, en el Fashion Institute of Technology (FIT), y de acuarela y pintura para joyería, en la Parsons School of Design, decidió independizarse y dedicarse de lleno a crear sus propias colecciones.

Ha vendido sus piezas en Barney’s, la primera mega tienda que lo apoyó, además de en gran cantidad de boutiques y algunos museos, como el Cooper Hewitt National Design Museum, en NYC, y la Juwelig Gallery, en Amsterdam, Holanda.

Pero desde hace un rato, y luego de confesar que en sus inicios no fue muy amigo de la tecnología, hace uso de la tienda virtual Etsy para llegar a todo el mundo.

“Juan Pablo crea arte en forma de joyas. Sus piezas son únicas y bien diseñadas, con bellos mensajes e inspiración”, reseñó en la página una de sus compradoras europeas, quienes han aprendido a entender los mensajes del creativo colombiano.

Para ver más de su trabajo, puede visitar:

www.pablovalencia.com

www.etsy.com/shop/pablovalencia