Martes 12 de Diciembre 2017

Mujer precavida = mujer con salud

¿Sabes qué exámenes médicos debes hacerte según tu edad y tus antecedentes familiares? Te decimos cuáles son los básicos que debes hacerte año tras año

Guía de Regalos

Mujer precavida = mujer con salud
Empieza el 2015 visitando a tu médico para hacerte un chequeo de salud general.
Foto: Shutterstock

Una mujer precavida vale por dos, reza un popular dicho que se puede aplicar muy bien en lo que a materia de salud se refiere.

Y es que al acercarse el nuevo año vale la pena recordar que la mujer que se somete cada año a los exámenes médicos preventivos, aún sintiéndose bien de salud, previene problemas médicos futuros.

“La mayoría de los problemas de salud se inician pequeños; pero muchos los ignoramos y, desafortunadamente, buscamos atención médica cuando la condición ya ha empeorado”, dice la ginecóloga obstetra Mónica Pérez, del Centro Médico de Kaiser Permanente en Baldwin Park.

“Pero, al tener un papel activo en el cuidado personal de la salud y cumplir con los chequeos médicos preventivos, podemos determinar con el paciente los pasos a seguir para prevenir enfermedades y reducir el riesgo de complicaciones”, agrega la galena.

De este enunciado se desprenden estas preguntas: ¿qué exámenes médicos debe hacerse toda mujer? y ¿a partir de qué edad?

“[Los exámenes médicos] varían según la edad, estado de salud y antecedentes familiares”, especifica la Dra. Pérez.

Por ejemplo, una persona cuya familia tiene un historial de cáncer, deberá hacerse pruebas para descartar el cáncer a una edad temprana y con más frecuencia que quien no tienen ningún antecedente de esta enfermedad.

La experta en ginecología y obstetricia ofrece la siguiente lista de los exámenes preventivos más importantes y básicos en el área de la salud y el bienestar femenino.

Examen de colesterol. Toda mujer debe hacerse un chequeo de colesterol a partir de los 20 años. Es recomendable que hable con su médico para saber con qué frecuencia necesita hacerse la prueba de colesterol.

Papanicolaou. Esta prueba se realiza para detectar cambios en las células del cuello de la matriz que pueden resultar cancerosas.

Toda mujer debe hacerse la prueba de Papanicolaou a partir de los 21 años. Las que tienen entre 21 y 29 años deben realizársela cada 3 años.

Las mujeres entre 30 y 64 años deben hacerse la prueba del Papanicolaou, al igual que la del Virus del Papiloma Humano (VPH) cada 5 años. Si el examen no incluye la prueba VPH, el Papanicolaou debe hacerse cada 3 años.

Las mujeres mayores de 65 años deben hablar con su médico sobre la frecuencia con la cual se deben hacer el examen o si lo pueden dejar de hacer.

Mamografía. Toda mujer debe hacerse su primer mamograma entre los 40 y 50 años y repetírsela cada dos años.

Las mujeres que tienen un historial familiar de cáncer deben hablar con su médico para determinar cuándo deben comenzar a hacérsela y con qué frecuencia.

Pruebas de detección de cáncer colorrectal. Todas las mujeres mayores de 50 años deben someterse a una de las tres pruebas de detección de cáncer colorrectal. Una de ellas es el análisis de materia fecal —como el del análisis de sangre oculta en la heces (FOBT)—, que debe hacerse todos los años.

Otra opción es realizarse una sigmoidoscopia cada 5 años. Y, la tercera, el someterse a una colonoscopia cada 10 años.

“Estos tres exámenes nos permiten buscar pólipos (señales tempranas de cáncer colorectal), úlceras u otros problemas, como sangrado”, resalta la especialista.

Las mujeres que tengan un historial familiar de cáncer deben hablar con su médico para determinar cuál examen es mejor, cuándo deben comenzar a hacérsela y con qué frecuencia, recalca la galena.

Ahora que conoces cuáles son los exámenes femeninos rutinarios, según tu edad y antecedentes familiares, habla con tu médico de cabecera para determinar qué exámenes preventivos debes hacerte y con qué frecuencia tienes que realizarlos.

Siempre recuerda que los graves males detectados y tratados a tiempo marcan la gran diferencia entre la vida y la muerte. Visita tu médico y chequéate.