Papacitos, violadores y borrachos…los hombres celebrity pusieron la torta esta semana

Yo soy de las primeras que critica cuando una revista como People pretende hacer uso del sentir popular para elegir a sus más bellos, cuando en realidad, el único sentir que pesa para esta clase de ediciones es el de los publicistas. I mean…Gwyneth Paltrow …Seriously?

Pero por estas épocas y aprovechando que ya se acerca Thanksgiving, quiero agradecer a People por haber elegido a Chris Hemsworth como el hombre más sexy del mundo, y les voy a decir porqué.

Ya que la sociedad machista se ha deleitado a través de la historia mostrándonos el prototipo de lo que una mujer deseable debería ser: Marilyn Monroe, Bo Dereck, Pamela Anderson y más recientemente la Kardashian, es decir, algo imposible de lograr (a menos de que haya $$ para los implantes), la elección de People sin duda le impone el mismo reto a los hombres.

Bueno, si tener un trasero espectacular es solo cuestión de hacer “squats“, entonces es hora de que los señores vayan invirtiendo en un juego de pesas, al fin y al cabo tener esos brazos es solo cuestión de ejercitarse, ¿o no es así de fácil hombres?

Ahora, el que no nos tiene muy contentas es Johnny Depp, quien durante la entrega de los Hollywood Film Awards fue  poseído por Jack Sparrow, el pirata desquiciado que interpretó en “Pirates of the Caribbean”.

No sólo estaba completamente intoxicado cuando salió a presentar un reconocimiento (¿alcohol, drogas? No tengo idea), sino que además se dedicó a decir obscenidades en su discurso. Dear Johnny, el hecho de ser bello no quiere decir que hasta las groserías te salgan lindas.

Otro que se encuentra en el ojo del huracán es el comediante Bill Cosby, al que ahora 12 mujeres han acusado públicamente de haberlas atacado sexualmente, mientras que nueve más lo han hecho anónimamente.

La buena noticia es que los medios parecen por fin haberle puesto atención a estas demandas, y cadenas como NBC cancelaron los planes de desarrollar una serie con Cosby. Lógicamente, sin sacar conclusiones previas, ya era hora de que después de tantos años de escuchar acusaciones contra el comediante, por fin se haya hecho algo al respecto. Al fin y al cabo, el estatus de leyenda de un artista no lo puede hacer intocable.

Y el aplauso de esta semana va para Iggy Azalea, quien por fin puso en su sitio al patán de Eminem; esto después de que el rubio oxigenado hablara en uno de sus temas sobre violar a la australiana.

La rapera dijo estar “cansada de los hombres viejos amenazando a mujeres jóvenes como una tendencia de entretenimiento”, y además aseguró que “las mujeres en la música tiene las bolas más grandes, porque tienen que aguantar mucho más acoso y críticas”.  Creo que nadie lo pudo haber dicho mejor. Take that  b•tch!

Por Carolina Valenti, Entertainment reporter El Diario 

@caritovalenti