Jueves 15 de Noviembre 2018

Un padre le canta “Blackbird” a su recién nacido que fallece

Un padre le canta “Blackbird” a su recién nacido que fallece
Chris Picco besa a su pequeño que fallece

Tras el fallecimiento de su esposa Ashley, Chris Picco se dedicó a tocar su guitarra y cantarle canciones de los Beatles a su hijito prematuro.

Hay pocas cosas que una pareja que se quiere espera con tantas ansias como el nacimiento de su pequeño. A la mayoría de los humanos pocas cosas nos descomponen tanto como la muerte de un ser querido. Cuando ocurren los dos elementos, el nacimiento de un pequeño y su subsecuente muerte apenas unos días después, nos apretamos el corazón lleno de tristeza y reflexionamos sobre lo efímera que es la vida.

El pasado sábado, 8 de noviembre, el mundo recibió a Lennon James Picco, un niño que nació por cesárea de emergencia a las 24 semanas de gestación, es decir 16 semanas prematuro. Horas después Ashley Picco, la madre del niño, falleció mientras dormía, según reporta News10 de abc.  Según explica el video de YouTube que se ha vuelto viral, médicos y enfermeras del Loma Linda University Hospital en California estaban preocupados por la falta de movimiento y actividad cerebral del pequeño.

Chris, recordando que Lennon solía moverse en el interior de la pancita de Ashley cuando sonaba música, preguntó si podía traer su guitarra y cantarle a su hijo, que permanecía en la incubadora. Durante horas al día Chris cantó y tocó música para su hijo.

El pequeño Lennon falleció el pasado martes 11 de noviembre.

A la fecha, la Ashley Picco Memorial Fund ha recogido más de $75,000 destinados a cubrir los gastos funerarios de madre e hijo.

Éste es el mensaje que Chris compartió en su página de Facebook tras el fallecimiento de su hijo:

Dear friends, family, and supporters; it is with an unbelievably heavy heart that I write this. My little fighter, Lennon James Picco went to sleep in his daddy’s arms late last night. He was surrounded by family, friends, and the best doctors, nurses and hospital staff in the world. He was dressed in an outfit that Ashley bought for him, with little guitars on it, and wrapped in a blanket made by a dear friend. I am so thankful for the four unforgettable days I got to spendwith him. His mommy would have been so beyond joy to see him and to hold him, touch him, bathe him, sing to him – as I have had the privilege of doing. I have been so blessed and honored to love him before he was formed, to cherish him while mommy carried him, meet him face to precious face, and hold his perfect little body while we said “goodbye for now”. There are no words, but I wanted to keep you updated, as your love and support has meant more than anything in the world. All you need is love.”