Martes 18 de Diciembre 2018

Kim Kardashian y su butt cover

Kim Kardashian y su butt cover

Muchas personas se preguntan por qué Kim Kardashian es famosa. Ya nadie lo recuerda y hoy en día, podemos decir que es una empresaria, señora de Kanye West y mamá de North. También es ícono de estilo para muchas mujeres, es deseada por los hombres y bueno, tiene un gran trasero. Tanto que Paper Magazine decidió ponerlo en la portada de su última edición.

No entiendo bien si efectivamente el trasero desnudo de Kim estará en todos los kioscos de la ciudad o será una doble portada con la imagen de ella –vestida a lo Audrey Hepburn- en la portada oficial. Sea como sea, dear Kim, no nos estás haciendo un favor a las mujeres. Not at all.

Kim_kardashian_2Ya les habíamos contado del “Ataque de las nalgas” hace un par de meses cuando la curvilínea J-Lo y Iggy Azzalea decidieron lanzar un sencillo titulado Booty donde básicamente, muestran sus bien trabajados butts. ¿El problema? Que somos, finalmente, las mujeres quienes alimentamos esta idea de ver a la mujer como un objeto, por más que hay muchas que luchan contra esto. No podemos olvidar tampoco “She Squats, Bro” y esta especie de porno/no porno para hombres.

Kim Kardashian es una mujer que sea como sea, se ha mantenido varios años en la cima. Logró una portada de Vogue -cosa que nadie creía posible-, tiene su propio reallity show, ha colaborado con marcas de cosmética, ha lanzado su línea de ropa y un largo etcétera de éxitos. ¿Había necesidad de posar desnuda para una portada? Ella es más que un culo enorme –¿sólo yo lo encontré exageradamente grande?– y si bien es lo que vende y es “su marca registrada”, no es lo que uno espera ver en la portada de una revista no porno.

No queremos más nalgas desnudas. Queremos mujeres que exitosas, que cuenten sus logros, que posen con sus familias, que cuenten cómo han sabido aprovechar las oportunidades de la vida, que sean una especie de inspiración para nosotras. Pero ¿qué nos dan? Butts, butts y más butts. Ok. Odienme los hombres pero creo que también les molestaría ver puros traseros de chicos guapos en las portadas de revistas. Sí, vende, lo sé, pero no quiero más traseros en mi vida.