En busca de la mascota ideal: ¿Será una tortuga?

En busca de la mascota ideal: ¿Será una tortuga?
Sin tiempo para un perro, sin ganas de un gato... ¿has pensado en una tortuga?

Al hablar de mascotas o animales de compañía prácticamente pensamos primero en un perro, porque culturalmente es el animal con el que más identificación hemos logrado.

Sin embargo, un perro demanda mucha atención: un espacio propio, salir a pasear 2 o 3 veces al día, vacunas, convivencia, cariños, paciencia y demás linduras. Francamente a veces no es posible ocuparnos de nosotras mismas; difícilmente podremos hacerlo con un perro.

Como segunda opción pensamos en un gato, pero son demasiado independientes para ciertas personas. Además, por su propia naturaleza, tienden a afilar sus uñas en los muebles, escalan hasta los libreros más altos y aunque no requieren paseos diarios –no  te recomiendo dejarlos salir solos-, sí necesitan atención médica, juegos y cariños.

En espacios tan pequeños como los departamentos de las grandes ciudades hoy en día es más difícil tener un perro o un gato como mascota. ¿Y qué hay de una tortuga? Una pequeña tortuga de agua también requiere cuidados y atención, pero no necesita espacios muy grandes y puede  –¿por qué no?- brindar compañía durante muuuuchos años, pues son una especie longeva.tortuga de agua

Una tortuga de agua requiere siempre una pecera amplia para que pueda vivir cómodamente en ella cuando alcance su máximo tamaño y que le ofrezca dos ambientes: uno acuático donde pueda nadar y uno fuera del agua donde simplemente pueda estar. Muy importante es que el sol toque de vez en cuando la pecera, porque las tortugas toman baños de sol para fortalecer su caparazón y sus huesos (lo  mismo deberíamos hacer nosotras unos minutos al día, by the way). Si no entra mucha luz de sol en tu casa, puedes comprar lámparas en las tiendas de mascotas.

Deberás darle comida (especial para tortugas) de 3 a 4 veces al día. Las infecciones y  los hongos en sus ojos y caparazón son comunes, así que es necesario cambiarles el agua con frecuencia o adquirir filtros que la mantengan apta para estos pequeños animales de sangre fría. ¿Cómo sabes si una tortuga está sana? Voltéala patas arriba: si puede regresar sola a su posición normal, es una tortuga fuerte; si no, necesita un médico.picgif

Las tortugas son un muy buen animalito para que los niños aprendan a cuidar una mascota y comprendan que no son juguetes. Además son perfectas para espacios pequeños, al punto que hace unos años, fue famoso el caso del escritor neoyorkino Richard Ogust, quien tenía más de mil tortugas en su apartamento de Manhattan, algunas incluso en extinción. Al final tuvo que deshacerse de ellas, pero su esfuerzo inspiró el documental Chances of the World Changing: