Miércoles 26 de Septiembre 2018

How to wear: botas over the knee

How to wear: botas over the knee
Esta tendencia no espero la llegada del invierno

Ok, puede que el nombre no te diga mucho (or maybe?) Te cuento que hablo de las botas muy largas, de esas que pasan la altura de la rodilla. Aunque aún no estamos en pleno invierno, ya podemos ver en la calle que muchas chicas se adelantaron y decidieron sacar sus botas over the knee a la calle.

No soy experta en moda por lo que tampoco hablo como si lo fuera. Sólo es que hay tendencias y ciertas prendas que determinados cuerpos, definitivamente, no pueden llevarlas. Y las botas over the knee, es una de ellas. Lamentablemente quienes somos bajas -aka piernas cortas- debemos intentar mirarlas de lejos. Las que tienen las piernas más bien rellenitas, opta por otro tipo de calzado en invierno. Por supuesto que si te da exactamente lo mismo mis recomendaciones y quieres comprarte 20 pares, just do it! Eres bella y puedes ponerte lo que quieras.

Ahora bien. Si crees que te quedan bien estas botas, hay ciertas reglas para poder llevarlas y lucir siempre chic.

Lo primero: a menos que tengas las piernas ultra delgadas, no las uses con pantalones. No porque te queden mal sino que lo más probable es que ni siquiera cierren bien con el grosor de tu pantalón. Excepto si te decidiste por ese estilo medio campestre que son más anchas y con más espacio. En ese caso, llévalas como te plazca.

olivia_palermo

Siempre hay que aprovechar pequeños trucos para estilizar las piernas y uno de esos es llevar las botas over the knee con vestidos o shorts. Hace frío, lo sabemos, por eso una propuesta es usarlas con un poncho o capa gruesa y, obvio, unas stockings transparentes. Mientras se vea un trozo de piel, we’re ok. Eso sí que no debes olvidar la más sencilla de todas las ideas de llevarla: oversize sweaters. Las botas que quedan mejor con estas tendencias son las bien ajustadas y con un pequeño taco.

Si aún no te convence ninguna de las opciones anteriores, inspírate en los looks de las equitadoras. Sí, son formales y medias aburridas pero de vez en cuando, no está nada de malo cambiar nuestro estilo. Sobre todo si tienes que ir a una reunión fuera de la ciudad para conocer a la familia de tu novio. Leggins oscuros, botas café, blusa o jersey blanco y alguna chaqueta para abrigarte.