Miércoles 26 de Septiembre 2018

Cómo evitar ser víctima de robo

Consejos básicos de un expolicía para proteger su casa contra los amigos de lo ajeno
Cómo evitar ser víctima de robo
Asegúrate de que las cerraduras de tu casa sean de alta seguridad, para evitar que un ladrón las pueda romper fácilmente.
Foto: Shutterstock

Llegar a casa y descubrir que has sido víctima de los ladrones es una pesadilla que muchas veces se puede evitar, con medidas muy sencillas.

Hablamos con Harry Houck, presidente de Houck Consulting Inc. y detective retirado del NYPD, quien nos dio los siguientes consejos:

Si vives en un apartamento ubicado en el primer o segundo piso, asegúrate de tener rejas o sistemas de seguridad ya que las ventanas en este tipo de viviendas son muy accesibles.

Asegúrate de que el edificio tenga un buen sistema de control para entrar y salir del mismo.

“Cuando era policía, siempre veía que la gente tocaba 50 timbres hasta que alguien los dejara pasar”, explica Houck.

Ten alguna clase de protección en las ventanas ubicadas al lado de las escaleras de incendio. Compra unas rejas que estén aprobadas por el Departamento de Bomberos o sencillamente mantén esta ventana cerrada con seguro. Si es posible, pon cerraduras dobles.

Instala cerraduras de alta seguridad en la puerta de entrada de tu residencia.

Si vives en una casa, mantén la puerta trasera y las ventanas del sótano cerradas todo el tiempo.

Si tu apartamento está en el primer piso de un edificio y hay arbustos que cubran las ventanas, córtalos a un nivel que te permita ver claramente las áreas externas.

Si está a tu alcance, compra un sistema de alarmas y coloca un letrero que diga que la casa tiene el sistema.

El exdetective explica que, por más obvio que parezca, lo más importante es mantener las ventanas y puertas cerradas todo el tiempo.

Todo el mundo puede romper un vidrio, pero usualmente los ladrones quieren ser lo más silencioso posible. Muchos solo buscan ventanas que ya estén abiertas”.

Houck señala que los criminales también sacan los acondicionadores de aire para entrar a una casa. Para evitar esto, colóquele un seguro a la ventana para imposibilitar que pueda abrirse más.

Otro error que muchos cometen es pensar que vivir en el último piso los mantendrá fuera de peligro de robo y por esto, estas personas dejan sus ventanas abiertas.

“Estar en el último piso puede ser un problema porque los ladrones intentan bajar por la línea de cable desde el techo” dijo Houck.

Para tu máxima protección, el departamento de policía de muchos estados puede enviar un oficial a tu casa o apartamento para hacer una inspección.

Si deseas hacer una cita con ellos, sólo tienes que llamar a la oficina local de prevención de crímenes

Si alguien logra entrar a tu casa, el expolicía Harry Houck sugiere lo siguiente:

  • Llama a la policía inmediatamente.
  • No toques nada, ya que puedes afectar el uso de huellas para identificar al ladrón
  • Haz una lista de las cosas robadas para el reporte policial.