4 buenas razones para comer calabaza antes de Halloween

4 buenas razones para comer calabaza antes de Halloween
La calabaza es mucho más que Halloween

Cortarle un par de triángulos como ojos y una sonrisa con dientes incompletos no es la única manera en que puedes aprovechar una calabaza de las muchas que hay en esta temporada. Además de un signo inequívoco de que Halloween se acerca, la calabaza es un súper fruto que te ofrece beneficios saludables y mucho sabor.

  • Una buena razón para comer calabaza: tiene gran cantidad de vitamina A, que ayuda a mantener la salud de tus ojitos. Una taza de puré de calabaza rebasa, por mucho, la cantidad de vitamina A recomendada diariamente. Y del potasio ni hablemos: contiene más que la banana. El potasio equilibra los electrolitos de tu cuerpo, así que si haces ejercicio te ayudará a disminuir el dolor muscular.
  • Dos buenas razones para comer calabaza: Mucha vitamina A, mucho potasio y mucha vitamina C. La vitamina C fortalece el sistema inmunológico, especialmente en la temporada de frío. No por nada la sabia naturaleza nos brinda frutos como la calabaza en esta temporada.
  • Tres buenas razones para comer calabaza: Mucha vitamina A, mucho potasio, mucha vitamina C y plenty of antioxidants. Los antioxidantes evitan la formación de radicales libres, esas molestas moléculas que luego se exteriorizan como arruguitas alrededor de los ojos o la boca. Pero más allá de la ayudita cosmética, los antioxidantes también evitan el daño y la oxidación de las células que incluso pueden provocar cáncer.
  • Cuatro buenas razones para comer calabaza: Mucha vitamina A, mucho potasio, mucha vitamina C, plenty of antioxidants y buena fuente de aminoácidos. Los aminoácidos son moléculas que ayudan a la producción de la famosa serotonina, ese neurotransmisor que evita que te sientas triste en estos días de poca luz y mucha nostalgia. La semilla de la calabaza contiene aminoácidos y otros componentes que también equilibran el colesterol.

Y ya que estamos en estas, te comparto una receta fácil (mi favorita de la temporada) para preparar dulce de calabaza a la mexicana: corta una calabaza grande en trozos medianos y ponla en una cacerola con 4 tazas de agua, 1 taza de azúcar moreno, una buena cantidad de canela y semillas de anís. Déjala a fuego lento hasta que se cueza y listo. Sirve con un poquito de leche fría.