5 ciudades que vale la pena visitar por su comida

5 ciudades que vale la pena visitar por su comida
Disfruta la buena comida, uno de los grandes atractivos de los viajes

La arquitectura, los paisajes, los museos, son factores que todo buen viajante considera al elegir el destino de su próxima aventura… ¿Y la comida? La comida es uno de los principales atractivos de los países y, de manera más local, de las ciudades. No es gratuita la fama de los bagels en Nueva York, de los tacos en la ciudad de México, las tapas en Madrid, el ajiaco en Bogotá, etcétera, etcétera.

Vale la pena que en tu próximo viaje consideres alguna de estas foodie-cities de Estados Unidos. Después de probar su comida, no cabrá nada más en tu estómago, ni siquiera el arrepentimiento:

Portland. Si buscas un toque artesanal en la comida, ésta es tu ciudad. En Portland, Maine, hay una conciencia de apoyo a la producción local: prácticamente todo lo que comerás ahí habrá sido cosechado en los jardines locales de la ciudad. Igualmente encontrarás galerías de arte con obras de artistas locales o presentaciones de bandas musicales locales. Think locally!

Providence. Ésta es la ciudad que cuenta con más tiendas de donas per cápita del país. Además de sus más de 30 locales de Dunkin Donuts, encontrarás unos deliciosos donut-cakes en Allie’s Donuts, un must. Y por si las donas no son lo tuyo, prueba el pan dulce portugués. Está en Rhode Island.

donuts cake
Éste es uno de los famosos donuts cake de Allie’s Donuts.

Arlington. Si has ordenado nachos en un restaurante chino, lo más seguro es que tu concepción de este platillo esté completamente arruinada. Visitar Arlington, en Texas, es tu oportunidad de conocer los verdaderos nachos, con la receta importada directamente de Piedras Negras, Coahuila, en México. Olvídate de los chinos, busca el restaurante Los Jarros.

nachos
Así lucen los nachos de Los Jarros.

New Haven. La especialidad de la casa: las apizzas. Es decir, pizzas muy parecidas a las que todos conocemos, pero sin queso. Cheese lovers: no se decepcionen a priori, porque a pesar de la falta de ese ingrediente típico, hay quien dice que las pizzas de New Haven, en Connecticut, son las mejores del mundo.

Monroe. Por si la pizza sin queso te dejó inquieta, te presentamos “la capital del queso suizo”: Monroe, en Wisconsin.  Escondida entre colinas de pastoreo, esta pequeña ciudad ofrece tiendas de queso de primera línea, incluso en algunas de ellas puedes observar el proceso de fabricación. No dejes de visitar la tienda Baumgartner’s, la más vieja de Wisconsin.