Marchando por el clima, ¿hacemos algo por salvar a la Tierra?

Marchando por el clima, ¿hacemos algo por salvar a la Tierra?
La cantidad de basura que dejaron los asistentes a la marcha fue absurda.

El domingo pasado fue un día inolvidable para los ecologistas. La #PeopleClimateMarch fue todo un éxito: más de 400,000 mil personas caminaron por Manhattan justo un día antes que comenzara la Cumbre del Clima organizada por Ban Ki Moon en los HQ de Naciones Unidas en Nueva York. Ellos, al igual que varias ciudades del mundo, le exigieron a los líderes mundiales que hagan algo contra el cambio climático que está destruyendo nuestra Tierra.

Ayer lunes, y nuevamente en la Gran Manzana, otro grupo se organizó para ir a “inundar” Wall Street, ubicado en la parte baja de Manhattan. Un poco inspirados en el movimiento Occupy Wall Street, cientos de manifestantes llegaron vestidos de azul, con banderas y carteles azules para “llenar de agua” esa zona donde se ubica la Bolsa de Comercio y las oficinas de grande empresas financieras y hacer ver a los empoderados, lo que está pasando con el planeta.

Que se cree conciencia y demuestre al mundo que el cambio climático sí nos importa, me conmueve. Encuentro genial saber que a gran parte de esta sociedad le interesa salvar nuestro planeta. Pero lamentablemente, veo poco productivo estas protestas pues finalmente, se logra llamar la atención pero no se hace nada concreto. Es más, terminan por empeorar lo que ya hay.

earthPor ejemplo, Nueva York es una ciudad medianamente limpia. Como en todas partes, hay barrios y barrios pero en general, no es un basural. No hay que generalizar, pero me da rabia mirar en este link de cómo quedó la ciudad de sucia tras la marcha del domingo. It’s like… Are you f**king kidding me?

Mi punto es que creo que las marchas y movimientos sociales deberían tener una medida concreta que ayude a aliviar a la Tierra. Acciones para mitigar o disminuir la contaminación o el gasto de electricidad, hay muchas y ya se aplican en muchos países del mundo. Quizás no salvarán al planeta pero sí aportan su granito de arena que sumado, puede construir un castillo. Revisemos algunas.

Cada vez son más países y ciudades que se suman a la Earth Hour que año a año se realiza el último sábado de marzo y que consiste en no encender la luz ni usar nada electrónico durante una hora. Que de verdad, ni se siente. Datos a considerar: durante la primera “Hora del Planeta” que se realizó en Sidney el 2007, el ahorro de energía de la ciudad se estimó entre 2,1% y 10,2%.

En países como Colombia y Brasil existe la restricción vehicular donde por ley, se prohíbe a los ciudadanos de las grandes capitales sacar su carro a la calle durante algunos días de la semana para fomentar el uso del transporte público u otros medios de transportes no contaminantes como bicicleta, patines o skate.

En Chile, por ejemplo, multan a las casas particulares que enciendan las chimeneas durante el invierno en las ciudades donde están prohibidas como Santiago, la capital, que sufre de altos índices de contaminación ambiental.

En el DF hay otro ejemplo donde se han adoptado medidas concretas para ayudar a salvar el medio ambiente. Además de tener restricción vehicular, a partir de la década de los 80′ y de a poco, decidieron sacar de circulación todos los vehículos que ya estaban muy viejos pues eran los que más contaminaban.

Que no se mal interprete, este tema nos interesa. Nuestro punto es que más que salir a la calle con cierta bandera de lucha, lo que necesita la Tierra es que hagamos actos concretos para salvarla. Tirando basura en la calle, no reciclar la basura y mantener las luces prendidas día y noche, no estás aportando en nada. Vamos que hay muchas cosas que puedes hacer por el planeta. Ya es tarde porque el calentamiento global es un hecho pero nunca debemos perder la esperanza porque aún podemos salvarlo.