3 momentos del día para acelerar tu metabolismo

El metabolismo es el proceso que realiza nuestro cuerpo para convertir los alimentos en la energía que usamos para realizar funciones vegetativas (respiración, circulación sanguínea, funcionamiento de los órganos, etcétera) y funciones volitivas (moverse, hacer ejercicio, pensar, etcétera). A lo largo de tus días, con unos sencillos cambios de hábitos, puedes acelerar tu metabolismo para que el gasto de energía sea óptimo, aproveches bien los alimentos y también deseches lo que no es necesario.

Momento 1: En el desayuno. Nunca te saltes esta comida. Además de darte energía para comenzar el día, te obligará a comer menos. Un buen desayuno, un almuerzo importante y una cena frugal acostumbrarán a tu organismo a comer conforme a su gasto de energía durante el día.

Momento 2: Durante el día. Al hablar de buenos hábitos alimenticios, nunca nos cansaremos de decirlo: beber al menos 8 vasos de agua durante el día mantendrá tus células hidratadas y aptas para realizar sus funciones metabólicas. Cuando las células no tienen suficiente agua, el metabolismo se alenta.

También consume un poco más de picante. Chile, cúrcuma, jengibre son especias que puedes añadir a tus alimentos y ayudan a tu cuerpo a producir calor, que es la forma en que el metabolismo hace combustión.

Y no te olvides de la proteína en cada comida, especialmente en el desayuno. Digerir la proteína requiere más energía de tu cuerpo que digerir carbohidratos u otros alimentos. Además ayuda a construir músculo, pero no es mágica: también debes comer cereales, grasas, verduras, frutas y otros nutrientes que tu cuerpo necesita. Visita a un experto en nutrición para que te diseñe un plan de alimentos personalizado.

Momento 3: Por la noche. La cena debe ser ligera porque tu organismo estará en inactividad durante varias horas, así que ayúdale para que la función del sueño sea reparar y no ocuparse en sintetizar la hamburguesa, la soda y las papas fritas.

Ahora bien: la cena no es una comida que te puedas saltar, no matter cuántas de tus amigas lo recomienden. Cena todos los días, pero moderada y sanamente. Hacer menos de 3 comidas alenta tu metabolismo porque, cuando tu cuerpo siente que le brindas menos energía de la que necesita, desacelera sus funciones para adecuarse. No te conviene.