Domingo 16 de de Junio 2019

“Supervenus” critica los estereotipos de belleza femenina

“Supervenus” critica los estereotipos de belleza femenina
La belleza está en los ojos de quien la mira

Implantes de silicona, liposucciones, inyecciones de bótox, cambios en el color del cabello y cámaras de bronceado hacen parte del listado de procedimientos y “ajustes” de belleza a los que se someten las mujeres en una búsqueda incesante por adecuarse a los estándares de belleza, que son tan inútiles e irreales como pasajeros. El corto animado Supervenus, del animador Frédéric Doazan, es una fuerte crítica a los estereotipos que el beauty industry (y el fashion industry, y el advertisement industry… y…) han impuesto sobre lo que es una “mujer bella”.

En el mundo hay más de 7,000,000,000 de mujeres, un número que es difícil siquiera de concebir y que hace absurda la idea de pretender que exista un concepto universal estándar de lo que es una “mujer bella”. Desde la “Venus de Willendord” que data de 20,000 años hasta las últimas variaciones en el diseño de “Barbie”, es evidente que la percepción de la belleza es temporal y cambia de una cultura a la otra.

El problema con subirse al coche de los trends de moda, belleza y aspecto físico es que nos olvidamos de quiénes somos como individuos en un afán por ajustarnos a un concepto masivo de lo que es ser mujer. No se trata de satanizar a las industrias de la moda y la belleza, pero sí de entender que éstas no nos definen, y que como dice la modela Denise Bidot: la belleza radica en la aceptación del ser y el amor por quien se es.

Bien dice la frase “beauty is the eyes of the beholder” y el juez más implacable que solemos tener somos nosotras mismas frente a nuestra imagen en el espejo.