Jueves 15 de Noviembre 2018

3 realidades que te ayudarán a conseguir tus sueños

3 realidades que te ayudarán a conseguir tus sueños
Lograr tus sueños implica un camino de errores y aciertos.

Lograr tus sueños no es un acto de magia ni un golpe de suerte. Se trata de un proceso que requiere decisión, esfuerzo y valentía: decisión real, esfuerzo real y valentía real. Hablemos de estas realidades que, dicho sea de paso, puedes conseguir perfectamente.

Vivir en un ambiente que conoces y dominas, con tus rutinas establecidas, tus hábitos bien aprendidos, las personas de siempre y los temas habituales, es lo más seguro. Como se trata de una dinámica que conoces bien, no te expones a fallar, pero tampoco creces ni aprendes.

Es poco probable que alcances tu sueño si te quedas en esa zona segura, you know the comfort zone. No hay sueño pequeño, y para conseguirlo, lo primero es tomar la decisión real de querer alcanzarlo. Decidirlo te obligará a salir de tu zona de confort y probar nuevas rutinas, nuevas dinámicas, nuevas relaciones. Recuerda que para lograr resultados diferentes tienes que hacer cosas diferentes.

La segunda realidad es la del esfuerzo. Decidir y luego fantasear con lo que debes hacer sin mover un dedo no alcanza para materializar ningún sueño. Decidir significa también actuar. Realizar un esfuerzo real es fundamental para lograr tu sueño. Por ejemplo, si tu sueño es perder 10 libras y ya lo decidiste, el siguiente paso es actuar para obtenerlo: levantarte más temprano para hacer ejercicio, comer más saludablemente, no comprar esas cookies en el súper. Lo mismo si tu sueño es fundar tu propio negocio: decídelo y luego ahorra para cubrir los gastos del setup, busca asesoría, conversa con personas de experiencia, etcétera, etcétera.

Tal vez el tercer aspecto sea el más difícil: sé valiente. Que decidas perseguir tu sueño y actúes para obtenerlo no significa que no fallarás. Debes ser valiente para enfrentar tus errores -seguramente los tendrás-, para escuchar todo tipo de opiniones de las personas a tu alrededor y para superar deslealtades y frustraciones. Incluso para manejar el éxito necesitas ser valiente.

Las mujeres exitosas han tejido su historia con éxitos y fracasos, desde Coco Chanel hasta J.K. Rowling. Pero lo mejor de perseguir tu sueño es que, lo logres o no, siempre será una experiencia enriquecedora.