Jueves 18 de Octubre 2018

CVS deja de vender tabaco: when marketing and consistency collide

CVS deja de vender tabaco: when marketing and consistency collide
CVS ahora se llama CVS Health.

Además del gran golpe de marketing que CVS, la mayor cadena de farmacias en EEUU, ha dado al decidir dejar de vender cigarrillos y productos de tabaco en sus establecimientos, hay algo más que celebrar en su anuncio de esta mañana: la coherencia.

CVS cambió su nombre de CVS Caremark Corp a CVS Health, y lo hizo en paralelo con la decisión de poner fin a la venta de tabaco en sus tiendas. A partir de ahora, en los lugares donde antes se encontraban los cigarrillos, habrá chicles de nicotina y otros productos para dejar de fumar.

La medida representa una reducción anual de unos $2,000 millones en los ingresos de la cadena, pero también le ha generado una presencia muy importante en los medios de comunicación. Hasta el presidente Obama celebró la decisión.

Y no es para menos: las farmacias son lugares a donde generalmente uno va a buscar lo necesario para sanar o cuidar su salud. Es paradójico encontrar en los mostradores de lugares como éstos, productos tan nocivos como los cigarrillos.

El anuncio se adelantó un mes y coincidió con el cambio de nombre de la franquicia, una buena estrategia de marketing. Y aunque suena dudoso el argumento de que así ayudarán a los fumadores en su lucha para abandonar el vicio, sí coincide con la tendencia de las autoridades sanitarias de EEUU y del mundo, a reducir el tabaquismo ante los costos gubernamentales que representa la atención médica para los fumadores.

Sólo en EEUU el tabaquismo mata a casi medio millón de personas cada año y entre los propósitos de New Year, dejar de fumar está en la lista de 7 de cada 10 fumadores (sólo 5 de ellos lo intentan realmente).

Francamente y como exfumadora, me parece difícil que al ver que en el espacio que ocupaba su marca favorita de cigarrillos yace ahora un reluciente chicle de nicotina, un fumador decida comprar el chicle en lugar del cigarrillo. Para mí que el fumador promedio dirá “thank you”, tomará su auto y acudirá al deli más cercano. Pero Troyen Brennan, responsable médico de CVS Health aseguró que “hay pruebas en marcha que indican que eliminar los productos de tabaco de las tiendas con farmacias conduce a menores índices de tabaquismo, lo que reduce las muertes por esta adicción”. Anyway, de que la medida es coherente, lo es.

¿Será que el efecto de retirar productos nocivos de los mostradores es extensivo a otro tipo de productos que también generan adicción? ¿Algo se podrá hacer para ayudar a los adictos a los antidepresivos, por ejemplo?