Martes 12 de Diciembre 2017

Si quieres un “sex tape” hazlo tú misma

Guía de Regalos

Si quieres un “sex tape” hazlo tú misma
Pareja, cámara y acción.

El argumento de Sex Tape, la última película de Jake Kasdan, es algo con lo que la mayoría de las parejas casadas o en convivencia por años resuena: 10 años juntos, dos hijos y la rutina de la vida diaria le ha metido un knock out a la vida sexual de Jay (Jason Segel) y Annie (Cameron Diaz).
Como buen par que se aman, el matrimonio decide tomar cartas en el asunto y echarle pimienta a su dinámica sexual. Tres horas de sexo en todas las posiciones posibles se convierten en su primer sex tape. Hasta ahí todo bien, la parte “cómica” de la cinta llega cuando la pareja se da cuenta de que su video se ha vuelto público, y ellos deberán evitar a toda costa evitar que sus familiares y amigos lo vean y terminen traumatizados de por vida.  ¿El problema con la peli? It sucks, plain and simple.

Mientras varias buenas actrices como Julia Roberts, Sandra Bullock, Cameron Diaz y Reese Witherspoon hacen parte del elenco de estas interminables comedias románticas, nosotras nos seguimos preguntando, ¿por qué Hollywood sigue tirando plata en esas producciones que contribuyen cada vez menos (risas) a la industria y el público?
De vuelta al tema del “sex tape” si estás pasando por la crisis del estancamiento sexual con tu pareja, o te da la gana explorar opciones nuevas. ¿por qué no hacer tu propio video erótico? Manos a la obra:

  • You’re not a porn star: Ni tu compañero tampoco, es primordial que ambos lo entiendan, así no se decepcionarán cuando el video no salga como la última aventura de Sophia Fiore.
  • You’re not a film crew: A menos de que quieras gastar dinero en un servicio profesional de video, o tengas amigos que lo hagan gratis y en cualquiera de los casos te sientas cómoda teniendo sexo con tu pareja frente a un equipo completo de producción entiende: tu video probablemente tenga mala iluminación, el plano será estático y carecerá muy seguramente de los close-ups que tanto nos gustan del porno.
  • You are you: Se tú misma, o jueguen a asumir papeles si es algo con lo que se sienten cómodos. Pero sobre todo en la primer producción (esto si se atreven a más después del primer resultado) traten de ser lo más naturales posibles, si están haciendo un video, pero también la están pasando delicioso, ¿o no?
  • Your face is weird: A menos de que tengas espejos en el techo y los lados de tu cama, o que el baño sea tu lugar favorito para hacer el amor, es muy probable que no hayas visto mucho tu cara cuando están en éxtasis. Guess what? It’s not going to be pretty or perfect, disfrútala desde el sentido erótico, no desde el simétrico.
  • You need basics: Aunque es cierto que hay muchas personas haciendo cortos cinematográficos usando sólo su iPhone, hazte un favor y usa una cámara de video (HD?) con resolución decente, lo que menos quieres es agregar poor quality video a la lista de cosas que no van a salir como esperas. Mientras estés en B&H compra un trípode para asegurar la cámara.

Disfruta, mira, ríe, ensaya, falla y vuelve a ensayar. No hay mayor afrodisiaco en la vida que el sentido del humor y la risa compartidos en pareja. But whatever you do, no se lo compartas a nadie (ni siquiera en venganza porque el protagonista del video te rompió el corazón).