Por qué volvieron las Birkenstock

La salud también está de moda.
Por qué volvieron las Birkenstock
Estos son los dos modelos más vendidos de la firma alemana.
Foto: Birkenstock.com

No me vengan a decir que estas sandalias destacan por ser lindas. Las Birkenstock son cómodas, muy cómodas, pero bellas, no. Tampoco se ha hablado mucho de ellas porque estéticamente no benefician a nadie. Ok, las modelos se ven guapas pongase lo que se pongan, ellas no entran en esta categoría.

Ya hablamos sobre cómo la comodidad y bienestar se pusieron muy de moda, finally!. Y las Birkenstock tienen un papel fundamental porque no son feas por azar: fueron diseñadas para dar comodidad. ¿Aún no sabes cuáles son? Haz memoria y piensa en los 90: base de corcho, cinta de cuero y hebillas que las ajustan al pie. Esas son las benditas sandalias que desaparecieron del mapa hasta ahora.

Además de su simpleza, este calzado que se comercializa desde 1964, es más bien un zapato de descanso. La suela amortiza el impacto y reduce el estrés de los pies, talones, tobillos, piernas y columna. Además, la plantilla se moldea a tu pisada dándote estabilidad al caminar. They are amazing!

Asi que si te preguntabas por qué la gente aún tenía guardada esa sandalia noventera, las respuesta es que las compraron -volvieron a comprarlas-. Son el último grito de la moda. Las famosas no se las sacan y las que somos #cozygirl, no las abandonamos por nada del mundo.

Ahora las puedes tener en diferentes colores, incluso blancas, en diferentes formatos -plástico o el tradicional corcho- y hay varios modelos diferentes. Es cosa que te des una vuelta por su sitio web y listo. Alert! No son baratas.