Lo hago como nena, porque soy una nena

Porque #LikeAGirl no es sinónimo de debilidad.
Lo hago como nena, porque soy una nena
Esta chica lanza como una nena, porque es una nena.
Foto: Facebook Always

No hay frase que me moleste más, y lo peor es que se sigue utilizando hoy en día, que la de “los hombres no lloran”. Peor aún es que muchos padres les siguen enseñando a sus hijos esa barbaridad. Esos mismos padres con mentalidad del siglo pasado le meten en la cabeza a su hijo que debe hacer las cosas como hombre, no like a girl.

“¿Cuándo hacer algo like a girl se convirtió en un insulto?” preguntan en la última publicidad de Always, la marca de productos femeninos que a través del uso del hashtag #LikeAGirl, quieren que la frase tenga el significado de que si te lo dicen, es porque hiciste algo amazing.

Este ha sido un año en que las mujeres nos hemos levantado en muchos sentidos. Nos hemos empoderado y no nos hemos quedado calladas. Hemos hecho muchas campañas para darnos apoyo. Pero no nos hemos dado cuenta que nuestro enemigo está en nuestro inconsciente, cuando vemos a un nene llorando pensamos –o le decimos– “pareces niñita, deja de llorar”. En ese minuto, todas nuestras banderas de lucha se van a la mierda.

No es posible que tengamos que esperar que una campaña –muy buena, por lo demás– nos muestre a una chica de 7 años que cuando le preguntan ¿qué significa para ti correr como niñita? ella responda: “correr lo más rápido que pueda”. Ella nos está diciendo que no es tarde para cambiar las cosas. Que no es tarde para que exterminemos a los falsos machos alfas. Ella nos recuerda que un hombre que llora por dolor o por amor, es más hombre que el que no lo demuestra por temor.

Es un mensaje fuerte y muy directo. Desde ahora, cuando me feliciten por algo responderé: thanks, it was like a girl. Por algo hay que comenzar y ese será mi granito de arena.