Miércoles 19 de Diciembre 2018

Consejos para aliviar la sensibilidad dental

Disminuye esa desagradable sensación en tus dientes al consumir algo frío o caliente.
Consejos para aliviar la sensibilidad dental
Algunos cuidados bucales te ayudarán a evitar esa desagradable sensibilidad.
Foto: Shutterstock

Si al beber un té caliente o un refresco helado sientes dolor o una intensa molestia en tus dientes, es porque puedes padecer de hipersensibilidad dentinaria. Esta afección, comúnmente llamada “dientes sensibles” o “sensibilidad dental”, es un problema frecuente debido a la exposición dentinaria por la retracción de las encías y un desgaste del esmalte que recubre los dientes.

La dentina es la parte interna del diente que es cubierta por el esmalte visible. Si padeces de hipersensibilidad dentinaria se puede prevenir con varias medidas que puedes aplicar a partir de hoy.

Higiene bucal

  • Realiza una buena higiene bucal con un cepillo suave y no realices demasiada presión ni lo hagas con mayor frecuencia de la recomendada por tu dentista.
  • Además realiza una limpieza con hilo dental. Ambos cuidados previenen afecciones como la periodontitis que puede provocar la recesión de las encías.
  • Realiza el cepillado con un dentífrico específico para la hipersensibilidad dentinaria.
  • Consulta con tu odontólogo para que te asesore sobre cuál es el más adecuado para ti.
  • Completa tu higiene bucal con algún colutorio a base de flúor. Esto ayuda a prevenir la hipersensibilidad al mismo tiempo que fortalece el esmalte de los dientes.
  • Evita rechinar o apretar tus dientes durante el día. También puedes consultar con tu dentista sobre el uso de una placa de relajación o protector bucal nocturno.

Alimentación

Controla el consumo de alimentos ricos en azúcares y evita consumir alimentos ácidos que puedan desgastar el esmalte de los dientes como jugos de frutas cítricas, vino o aderezos para ensaladas a base de vinagre y gaseosas.

El tabaco también daña el esmalte de tus dientes así que es un buen momento para aprovechar y dejar de fumar.

Remedios caseros

  • Humedece tu dedo índice con aceite de oliva y proporciónate masajes mediante suaves movimientos circulares. Esto aliviará la sensación de dolor.
  • Acaricia suavemente tus encías con una rodaja de patata cruda o pepino. Luego enjuaga con abundante agua.

Si las sensaciones de dolor persisten o se incrementan consulta a un dentista para recibir el tratamiento adecuado como prescribirte una pasta dentífrica particular o realizarte una aplicación de flúor. Recuerda que es recomendable acudir a un control de tu salud bucal dos veces por año.