Miércoles 22 de Noviembre 2017

¿Por qué elegir la terapia de ventosas?

Esta técnica de la medicina china ayuda con dolores musculares y enfermedades respiratorias.
¿Por qué elegir la terapia de ventosas?
También conocida como cupping, la terapia de ventosas tiene muchos beneficios.
Foto: Shutterstock

La medicina complementaria y la alternativa nunca han sido más populares. Casi el 40% de los adultos reportan su uso para tratar diferentes dolencias. Los médicos están adoptando estas terapias más a menudo y las combinan con terapias médicas tradicionales.

Esto se conoce con un nuevo término denominado “medicina integral”. En este artículo conocerás más sobre la terapia de ventosas o cupping y sus principales beneficios.

¿Qué es el cupping?

El cupping es una antigua terapia china en la que se aplica una copa en la piel y la presión en la copa se reduce —ya sea por calor o succión— con el fin de estirar y mantener la piel y los músculos superficiales dentro de la copa. A veces, mientras que la succión está activa, la copa se mueve, haciendo que la piel y el músculo se estiren.

Se aplica en ciertos puntos de acupuntura, así como a las partes del cuerpo que han sido afectadas por el dolor, cuando éste es tan profundo que los tejidos se enredan. Esta técnica tiene mayor énfasis en la acupuntura de la espalda debido a la facilidad con la que se puede realizar en la parte posterior. La mayoría de los médicos utilizan los puntos Shu de la espalda o meridiano de la vejiga y la dazhui.

Beneficios de las ventosas

Generalmente, la terapia de ventosas se combina con la acupuntura en un tratamiento, pero también puede ser utilizada sola. La succión y la presión negativa proporcionada por las ventosas pueden relajar los músculos, estimular el flujo de sangre y sedar el sistema nervioso, lo que lo hace un excelente tratamiento para la presión arterial alta.

También se usa para aliviar dolores de espalda y de cuello, rigidez muscular, ansiedad, fatiga, migrañas, reumatismo e incluso la celulitis.

Este tratamiento también es valioso para los pulmones, y puede despejar la congestión de un resfriado común o ayudar a controlar el asma. De hecho, las enfermedades respiratorias son de las enfermedades más comunes en las que el cupping se utiliza como tratamiento. Se destaca su poder para reducir los síntomas de las alergias, la fatiga crónica y la fibromialgia.

El uso de esta terapia en la belleza se basa en la promoción de la producción de hormonas, la estimulación de la sangre, la secreción de jugos digestivos y el aumento de los movimientos peristálticos de los intestinos y los órganos internos, lo que conlleva a la eliminación de las toxinas dañinas que aceleran el proceso de envejecimiento y otras condiciones degenerativas similares.