Viernes 24 de Noviembre 2017

Guía de limpieza de primavera

La primavera es ideal para cambiar el aire de tu hogar: desecha lo que no uses y renueva.
Guía de limpieza de primavera
Disfruta las jornada de limpieza. Ambiéntalas con tu música favorita.
Foto: Shutterstock

Lo más importante es organizar las tareas, cumplir con los objetivos diarios y contar con todos los elementos necesarios. Por ello, estos consejos seguramente serán de gran ayuda.

Limpieza de primavera

Algunos tips para empezar

  • Arma una lista: Recorre todos los rincones del hogar y anota todos los sitios que consideres merecen una limpieza a fondo. Una vez hecha, fija prioridades y divide las tareas por días.
  • Productos de limpieza: Constata que tengas todos los productos necesarios en base a los objetivos planteados en la lista. Puedes optar por usar productos naturales, el bicarbonato, el limón y la lejía son grandes aliados para remover manchas, desinfectar y dejar todo impecable.
  • Involucra a tu familia: Divide las tareas entre todos los integrantes para que el trabajo sea más ameno.
  • Deja para el final aquellos espacios que limpias con frecuencia.
  • ¡Diviértete poniendo tu música preferida!

Consejos de limpieza

  • Armarios, cajoneras y nevera: Retira la ropa de invierno y guárdala limpia en bolsas etiquetadas. Lava el interior y aromatiza con perfumeros de tela. Para evitar plagas y humedad, utiliza lavanda y granos de café. En la cocina, vacía la nevera y armarios, bota todos los productos que estén vencidos y limpia cada estante con desengrasante químico o natural. Deja ventilar.
  • Alfombras: Quita las alfombras gruesas y reemplázalas por las de fibras vegetales. Lava los felpudos espolvoreando bicarbonato en la superficie y dejando actuar por 15 minutos. Aspira y guarda enrollados para evitar que se deformen.
  • Interruptores, zócalos y lámparas: Para los interruptores utiliza un algodón embebido con alcohol. Para los zócalos, aspira el polvo y repasa con un paño húmedo. Si son de madera, encera. Las lámparas suelen acumular restos de grasa, por ello utiliza un paño humedecido en agua con limón.
  • Sofá y cojines: Pasa la aspiradora sobre toda la superficie. Limpia la base con un trapo húmedo para quitar telas de araña y residuos. Quita las manchas secas con amoníaco o espuma seca.
  • Paredes: Pasa con el plumero por los rincones de los techos, marcos de puertas y ventanas. Repasa los cuadros con un paño. Si la pintura es lavable, pasa un trapo húmedo, pero ten en cuenta de limpiar cada muro de una sola vez.

Por último, no olvides limpiar los conductos de aire para evitar la dispersión de polvo y moho, como se recomienda en el blog de la EPA.

Renueva los ambientes

Cambia los muebles y las plantas de lugar, teniendo en cuenta la exposición a los rayos del sol para evitar que se decoloren o marchiten. Alegra el hogar escogiendo cortinas, manteles, alfombras, sábanas y toallas más coloridas. Por último, aprovecha las flores de estación para aromatizar todos los ambientes.