Martes 21 de Agosto 2018

A comer champiñones en 2013

El reconocido nutricionista Dave Grotto los recomienda en su nuevo libro 'The Best Things You Can Eat'.
A comer champiñones en 2013
Los champiñones son ideales para los vegetarianos.
Foto: Cortesía

Nueva York — En esta época no hacemos más que escuchar, y hablar, sobre perder peso como resolución para el nuevo año. Pero para poder lograr esa meta, que lamentablemente para muchos no pasa de ser un buen deseo, es importante trazar una estrategia donde el cambio en los hábitos alimenticios resulta de vital importancia.

En ese sentido, una mayor ingesta de vegetales es una forma inteligente de alcanzar ese peso ideal que muchos buscan. Sin embargo no se trata de sacrificar el sabor de las comidas, ya que esas comidas “dietéticas” se pueden basar en un vegetal sabroso y muy versátil: el champiñón.

“Los champiñones proveen nutrientes que resultan básicos para esta época del año, como la vitamina D, tan necesaria en los días grises de invierno, y los antioxidantes, que ayudan al sistema inmunológico durante las fechas de flú y gripe. Y la mejor parte es que se pueden ingerir en cada comida”, explica David Grotto, experto nutricionista y portavoz de la Asociación Dietética Americana, quien acaba de publicar su último libro “The Best Things You Can Eat”.

En dicha publicación, Grotto ofrece una guía de 13 de los alimentos más nutritivos para el 2013, donde destaca ampliamente el uso de los “mushrooms”. Asegura que su fuerte sabor y su textura “carnosa” hacen de este vegetal el ingrediente perfecto para sustitiur las carnes en cualquier comida, o para acompañar nuestros platos preferidos.

“Son fáciles de incorporar en nuestras comidas, tanto en los menús sin carne como los creados para los amantes de ésta”, agrega el experto. “Los champiñones pueden ser sin duda en el mejor amigo de los vegetarianos“.

Para incrementar el uso de este vegetal en la dieta de su familia, usted puede agregarlos en guisados, o prepararlos de manera que “imiten” la textura y apariencia de la carne. Piense por ejemplo en fajitas de champiñón portobello. Los expertos aseguran que sustituir la carne por vegetales es una manera efectiva de reducir la ingesta de grasa y calorías.

Pero si abandonar el consumo de carne no es una opción válida para usted, puede por ejemplo agregar champiñones cortados dentro de la carne molida para hamburguesas o tacos. (Vea receta). Saltéelos y sírvalos acompañados con todo tipo de alimentos, desde el omelet del desayuno, hasta el pescado o pollo a la plancha de la cena.

Salteados es la forma más fácil de ingerir champiñones. La fórmula es sencilla: ponga la sartén a candela alta; coloque una capa del vegetal cortado en rodajas y cocine levemente por cada lado sin remover; y sazone al gusto.

Finalmente, Dave Grotto en su libro de los mejores alimentos del 2013 aconseja, además del consumo de grandes porciones de champiñones, el comer quinua, aceite de oliva, aguacate, salmón, huevos, espinaca, almendras, batata o papa dulce (sweet potato), garbanzos, hígado de res y yogurt.