Jueves 14 de Diciembre 2017

Trucos para cocinar bajo en calorías

¿A quién no le gusta comer? Y no es casualidad que los alimentos que mejor nos saben son los que contienen…

Guía de Regalos

Trucos para cocinar bajo en calorías
Foto: Flickr.com

¿A quién no le gusta comer? Y no es casualidad que los alimentos que mejor nos saben son los que contienen más grasa, puesto que es lo que le da mayor sabor a la comida. Además, estamos en una fechas muy señaladas, en donde los encuentros familiares nos obligan a cocinar y, no sólo eso, porque también debemos preparar manjares que satisfagan a todos. Así pues, nada de verduritas hervidas o de carne blanca a la plancha. ¿Quién dijo miedo a comer? He aquí algunos trucos para cocinar bajo en calorías y, a la vez, delicioso.

Allí donde debas echarle mantequilla, sustitúyela por aceite. A poder ser, de oliva y no de girasol pero, de todas formas, siempre es mucho más hipocalórico y más sano. Esto lo puedes tener en cuenta a la hora de preparar cualquier tipo de dulce, sobretodo pasteles y bizcochos. También algunas salsas y algunos platos se cocinan con mantequilla. ¡Pues olvídate de ella y da la bienvenida al aceite!

Cuanto más desnatada o desgrasada, mejor. Parece mentira pero, en la misma línea que el aceite, la leche es un alimento muy recurrente a la hora de hacer postres y salsas. Pues que no se te escape: cuanta menos materia grasa, menos calorías.

Toma agua. El agua sacia, nos hidrata, nos refresca, es saludable para nuestros riñones y, además, no tiene calorías. Claro que habrá ocasiones en las que no te podrás resistir a una copa de champán o de vino, o quizás a un refresco. Pero piensa que, por muy light que sea, ninguno lo es tanto como el agua. Y cuanto más bebas, mejor te sentirás.

Los platos, sobre todo los segundos, normalmente no viene solos. Algunos llevan papas, otros, arroz o pasta. Nuestro consejo es que los acompañes de ensalada. Hay miles de maneras diferentes de prepararla, ¡sé tan creativa como quieras! Además, su colorido atrae incluso a los más pequeños, que no podrán reprimirse las ganas de probarla. Otra alternativa a la ensalada también son los champiñones. Hervidos o salteados al ajillo, son un manjar delicioso y bajo en calorías. Otros alimentos, como las verduras o los mejillones, también son hipocalóricos.

Olvídate de los fritos y las salsas. Los alimentos se pueden hervir o, si lo prefieres, también puedes cocinarlos en la parrilla o en el microondas, que es mucho más rápido y sano. Varia, no te encasilles en una sola manera de preparar las comidas y sólo deja para de vez en cuando las paellas y las cazuelas.

Como ves, hay miles de trucos para preparar comidas sabrosas y, a la vez, sanas e hipocalóricas. Con solo unos pequeños cambios en tu dieta, puedes comer tanto como desees y verte en el espejo tan guapa como siempre.