Jueves 14 de Diciembre 2017

¡Qué la cuesta de enero no pueda contigo!

Hemos contentado a toda la familia, hemos comido sin parar, nadie se quedó sin su regalo de navidad...pero…

Guía de Regalos

¡Qué la cuesta de enero no pueda contigo!
Foto: wikimediacommons.org

Hemos contentado a toda la familia, hemos comido sin parar, nadie se quedó sin su regalo de navidad…pero cuando terminan las fiestas y hacemos balance nos encontramos con lo mismo cada año… ¡la cuesta de enero!

Pero esta cuesta no es insuperable, y con algunos sabios consejos puede sobrellevarse tan bien que quizás ni la notes este año en tu casa. Y es que además de todo lo gastado, enero siempre llega con subidas en los precios, especialmente en los productos básicos de nuestra compra diaria. Así que ante todo hay que organizarse, unas buenas finanzas caseras evitaran que andemos ahogados todo este mes.

Para empezar hay que saber gestionar nuestro aguinaldo, seguro que te han regalado algo de dinero en efectivo, debes usarlo de manera inteligente y para las cosas más esenciales del hogar. Los caprichos ya te los distes en diciembre. Con la cuesta de enero cualquier ingreso vale oro.

Intenta no solicitar un crédito, a no ser que sea absolutamente imprescindible. A priori parece una solución sencilla y rápida, pero que no te engañen, los intereses que te harán pagar te perseguirán el resto del año, quizás no merezca la pena y sea preferible ajustarse un poco el cinturón este mes que estar doce meses pagando deudas. Cuando más facilidades de conseguir el dinero te den más sospechoso será en cuanto a sus intereses.

Usa las redes sociales o páginas en Internet de compra venta para deshacerte de objetos que no vayas a utilizar. Es muy común recibir en Navidad regalos como celulares, tabletas o computadoras nuevas. Intenta vender las que tenías antes, el modelo antiguo puede tener una segunda vida si lo vendes, no los acumules en casa y quédate sólo con lo que realmente vayas a utilizar. Incluso puedes devolver aquellos regalos que no te gustaron, siempre de forma discreta para no molestar a ningún familiar, y conseguir a cambio cosas que realmente necesites o incluso el dinero en efectivo.

Y sobretodo organización. Escribe una lista de los gastos que creas imprescindibles, en ella añade el dinero que entra en casa al mes, intenta no sobrepasar nunca esos gastos.

Si tienes clientes o familiares que aun te deben dinero es hora de pedirles lo que es tuyo, una vez lo consigas gestionarlo como sólo tú sabes.

Con estos consejos y tu sentido común estamos seguros de que este mes de enero será mucho más llevadero y feliz para ti y tu familia.