Sábado 23 de Septiembre 2017

Propiedades del té para la salud

Después del agua, el té es la bebida más consumida a nivel global. No sin razón. Esta infusión contiene…
Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Propiedades del té para la salud
Foto: morguefile.com

Después del agua, el té es la bebida más consumida a nivel global. No sin razón. Esta infusión contiene sustancias muy beneficiosas para la salud, como las catequinas y los polifenoles, químicos antioxidantes capaces de reducir el riesgo de aparición de un sinnúmero de enfermedades y de retrasar el proceso de envejecimiento, entre otras ventajas. Pero vayamos por partes.

Aparte de ser el más popular, el té negro contiene menos cafeína que el café, y por tal razón, mejora las funciones del sistema circulatorio. También es efectivo contra los procesos inflamatorios, las diarreas y las tensiones musculares, gracias al tanino, y contra los trastornos del sistema nervioso central, los males del corazón y el colesterol elevado, debido a la teofilina.

Asimismo, el cerebro puede resultar beneficiado, pues la teína presente en la infusión tiene la cualidad de revitalizar. Y como la bebida igualmente contiene flúor, también mejora el esmalte de los dientes, lo que posibilita la prevención de las caries.

El té verde también es muy beneficioso para la salud: reduce el riesgo de las enfermedades cardíacas, el gliobastoma y la esclerosis tuberosa, así como del cáncer de duodeno, estómago, hígado y esófago.

Pero eso no es todo: también es efectivo contra el sobrepeso, la osteoporosis, la diabetes, la enfermedad de Parkinson, el virus del papiloma humano, la fatiga crónica y la cefalea. Y al igual que el té negro, también es muy útil en el tratamiento del colesterol alto y las caries dentales.

Tal como los anteriores, el té rojo también tiene lo suyo: es muy eficaz contra el insomnio (no contiene cafeína), la gripe, las alergias, la hipertensión arterial, el estrés, la depresión, los trastornos inmunológicos, los dolores abdominales y las enfermedades de los huesos.

Paralelamente, es muy efectivo en los tratamientos para adelgazar por sus propiedades “quemagrasas”: estimula la digestión, acelera el metabolismo y favorece el tránsito intestinal. Y en su variante tópica, también sirve para tratar problemas dermatológicos, como el acné y las quemaduras solares, entre otros.

La mayoría de las propiedades del té citadas han sido comprobadas científicamente, de ahí que médicos, expertos en nutrición y publicaciones especializadas, como SciELO (Scientific Electronic Library Online), recomienden ampliamente su consumo para mejorar la calidad de vida.

¿Té negro, té verde o té rojo? Depende de tus gustos y/o padecimientos. La diferencia de color entre ellos estriba solamente en su proceso de elaboración. Si a las hojas del té acabadas de cosechar no se las deja fermentar, se obtiene el verde; si se oxidan parcialmente, se consigue el rojo, y si se fermentan por un tiempo prolongado, entonces se logra el negro.

Actualmente, el 76% de la población mundial consume té negro, el 22% prefiere al verde y el 2% restante, el rojo, según SciELO. Si aún no estás entre esos porcentajes, a qué esperas. El té, en cualquiera de sus formas, es salud por dondequiera que se lo mire.