Domingo 24 de Septiembre 2017

Las frutas y verduras; una sana manera de prevenir el cáncer

En la actualidad, hay una gran cantidad de estudios realizados, como el Chinese Cancer Prevention Study,…
Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Las frutas y verduras; una sana manera de prevenir el cáncer
Foto: Jose Felix Garcia - Flickr

En la actualidad, hay una gran cantidad de estudios realizados, como el Chinese Cancer Prevention Study, que demuestran que la manera en la que comemos afecta a nuestra salud, pudiendo evitar y prevenir ciertas enfermedades o bien propiciando el estado ideal para crearlas. Este es el caso del cáncer y de las enfermedades degenerativas, según el Instituto Nacional de Cáncer, las cuales pueden ser prevenidas con el consumo diario de frutas y verduras.

El cáncer es una enfermedad crónica que acaba con la vida de muchas personas en la actualidad. Pese a que no se ha podido establecer de cierto el origen de esta enfermedad, sí se sabe que los radicales libres son unos de los principales causantes de ella. Los radicales libres son partículas que carecen de una estructura completa y pueden desarrollar en tumores, los cuales acaban generando los cánceres que se conocen en la actualidad.

Las frutas y las verduras poseen una gran cantidad de vitaminas, minerales y antioxidantes, que son los responsables de prevenir estas enfermedades. Los antioxidantes son sustancias que se encuentran en los alimentos y los cuales tienen la habilidad de neutralizar los radicales libres. Los antioxidantes también se pueden encontrar en nueces, carnes, pescado, aves y grano.

Los antioxidantes más conocidos y que podemos encontrar en una gran cantidad de alimentos son varios y se detallan a continuación, así como los alimentos en los que los podemos encontrar.

Este antioxidante se encuentra, básicamente, en los alimentos que tiene un color naranja. Entre los alimentos que incluyen este tipo de antioxidante podemos encontrar las patatas dulces, las zanahorias, la calabaza, la col rizada y la espinaca; entre las frutas ricas en él destacan el melón, el mango o los albaricoques.

La luteína es otro de los antioxidantes que nos puede ayudar a prevenir el cáncer y las enfermedades degenerativas. Este antioxidante es conocido por su acción sobre la salud de nuestros ojos y lo podemos encontrar en verduras como la col rizada o la espinaca.

Este es un antioxidante muy potente, el cual se puede encontrar en frutas como la sandía, la guayaba, los albaricoques, los pomelos, las naranjas y en los tomates.

El selenio no es un antioxidante en sí mismo, sino que es un mineral el cual está presente en las enzimas antioxidantes; por ello, su acción en nuestro organismo tiene casi las mismas facultades que los antioxidantes. El selenio se puede encontrar en el arroz, el trigo, en algunas carnes de los Estados Unidos y en el pan, entre otros alimentos.

La vitamina A, la C y la E son las principales vitaminas que también debemos incluir en nuestra dieta si queremos prevenir el cáncer y otras enfermedades. La vitamina A se puede encontrar en alimentos como el hígado, en las patatas dulces, en las zanahorias, en el queso y en la yema de huevo. La vitamina C se puede encontrar en una gran cantidad de frutas y verduras, así como en los cereales, el pescado y en las aves. Por último, la vitamina E se puede encontrar en las almendras, en los aceites y en varias verduras.

En conclusión, es importante destacar que una buena dieta, basada en los alimentos descritos, nos ayudará a mejorar nuestra calidad de vida a la vez que nos prevendrá de este tipo de enfermedades.