Miércoles 13 de Diciembre 2017

El niño con necesidades especiales en un medio de apoyo, aprendizaje y amor

Una discapacidad no es una enfermedad, es cualquier deficiencia, limitación o restricción que crea en…

Guía de Regalos

El niño con necesidades especiales en un medio de apoyo, aprendizaje y amor
Foto: MorgueFile

Una discapacidad no es una enfermedad, es cualquier deficiencia, limitación o restricción que crea en el individuo condiciones específicas para enfrentar su entorno físico y mental; ésta determina a su vez cuáles son las necesidades especiales y qué recursos usar para facilitar su adaptación al medio, para asegurar su bienestar y en el caso de los pequeños, para brindar una base segura que le permita su desarrollo individual, mental y físico, en la medida de sus capacidades personales; en el caso de las discapacidades mentales severas, se trata de proporcionar el apoyo familiar e institucional, para que el niño cuente con el cuidado y la protección que necesita a largo plazo.

Las primeras personas que deben entender la realidad de la discapacidad (sea ésta de nacimiento o adquirida, leve o severa), con sus implicaciones y los mecanismos existentes para superar los retos que esta suponga, son los padres. Si tienes un hijo con necesidades especiales de ti depende establecer los vínculos necesarios, gubernamentales, sociales y educativos, para que esa criatura que depende de ti cuente con una infraestructura de apoyo que le permita ser capaz, y si esto no es posible, que cuente con todos los recursos y cuidados disponibles a su servicio para su bienestar.

En el aspecto emocional y psicológico, ser padre de una criatura discapacitada crea ya muchas dudas, una tendencia a la sobreprotección o discriminación. En un país donde se protege la integridad, se asegura la igualdad y se facilitan los recursos para integrar a los discapacitados socialmente, debes saber que también cuentas con la colaboración de muchos grupos de padres que comparten tu situación, este canal te permite no solo comunicar tus inquietudes, sino enterarte de programas, de servicios, de ayuda para respaldar a tu pequeño y para encontrar un entorno de empatía y colaboración para ti y tu familia. Recuerda que del tipo de relación de igualdad que tengas con tu hijo, de la claridad en el sentimiento de amor que no permite la compasión contraproducente y de la forma como canalices su socialización sana dependen en mucho, su autoestima, sus logros y su felicidad, por pequeños o limitados que estos puedan parecer.

Con los avances de la tecnología moderna, cuentas con muchos recursos para facilitar el aprendizaje y además, desenvolvimiento de tu hijo: programas para la computadora, instrumentos de ayuda para la rehabilitación física, sillas especiales para movilizarse, robots y un sin fin de posibilidades que tienen en mente reducir el impacto de la carencia física o mental. Por otro lado, la educación para niños con necesidades especiales en el área del conocimiento propende por el desarrollo de las capacidades cognitivas a través del arte que implica una atención a la creatividad y expresividad emocional de los niños como medio de integración de su mundo particular al medio social. Todo esto busca la capacitación, la estimulación y el crecimiento de los niños en un ambiente que los valora, los respeta y los vincula, y que busca, en últimas, que sean adultos productivos y autosuficientes.