Miércoles 13 de Diciembre 2017

Colores y aromas para entrar en armonía

Los colores y aromas son parte de nuestra vida cotidiana. ¿Cómo maximizar sus potencialidades y sentirnos…

Guía de Regalos

Colores y aromas para entrar en armonía
Foto: Flickr

Los colores y aromas son parte de nuestra vida cotidiana. ¿Cómo maximizar sus potencialidades y sentirnos más a gusto en nuestro transcurrir diario?

La palabra “armonía” evoca ideas relacionadas con el equilibrio, la mesura y la belleza en oposición a todo aquello que resulta estridente, burdo e incómodo.

Podemos encontrarla en un paisaje, un atardecer, una sonrisa, una pieza musical, una lectura o una mirada bondadosa. La armonía interior es fuente de paz y seguridad, y por lo general, se retroalimenta del mundo externo al individuo.

Los ambientes ruidosos, los malos olores o una combinación de colores triste automáticamente pueden colocarnos en estado de alerta u ocasionar sentimientos poco agradables.

Es importante tener en cuenta que la armonía tanto en el hogar como en la oficina o en cualquier otro espacio en donde pasamos gran parte del tiempo puede lograrse en forma efectiva atendiendo a colores y aromas, orientación de los muebles y tipos de objetos de decoración que habitan dichos lugares.

La luz y el aire son esenciales para la vida humana. Su ausencia puede afectarnos tanto biológicamente como en el plano emocional.

Con el fin de que tu espacio sea siempre una zona amigable, alegre y positiva te ofrecemos algunos consejos y sugerencias de fácil aplicación:

Recuerda ventilar tu hogar abriendo las ventanas cada mañana y mantenerlo libre de humo de tabaco. Ambas medidas reducen los riesgos de contraer alergias respiratorias y aumentan la capacidad de oxigenación de tu cuerpo. Además, te dejamos una guía sencilla con trucos para que tu espacio vital sea sinónimo de pureza.

Las fragancias naturales, frescas, florales y frutales son los motores ideales para sentirse mejor, más revitalizado y optimista. Por su parte, hay colores y aromas que aportan diferentes sensaciones ya sea más energizantes o más calmantes. Las flores frescas o los aceites esenciales perfuman el ambiente y aportan sus beneficios. La lavanda es un bálsamo de relax, los aromas cítricos son tonificantes, la menta es un estimulante natural (para este propósito también es aconsejable preparar infusiones con hojas de menta) y el cedro es revitalizador.

Los tonos anaranjados, azafranados o rojizos otorgan energía (ideales para la sala de estar o el comedor), mientras que los tonos claros en la gama de los azules, por ejemplo, permiten lograr un ambiente más equilibrado (perfecto para el dormitorio).

En lugar de recargar los espacios, te proponemos que les des apertura. Para darles un toque decorativo alegre puedes recurrir al uso de botellas de colores con flores en su interior. Las orquídeas desprenden un aroma oriental sutil y sofisticado. Recuerda que las plantas son vida. El bambú es una excelente opción pues crece rápido y genera paz visual.

Los colores y aromas pueden ser muy potentes en su impacto. El color blanco evoca pureza y simplicidad. El amarillo representa la luz solar, la felicidad e inteligencia. El rosado despierta aires románticos, el púrpura se vincula con la creatividad y lleva la estabilidad del azul y la energía del rojo. El verde representa armonía y exuberancia.

Aquí te dejamos algunas ideas para hacer aromatizantes caseros.