Miércoles 22 de Noviembre 2017

Terapia de cupping: elimina el dolor y mejora tu salud

Una vez más el conocimiento ancestral nos brinda un legado de sabiduría y bienestar. Practicado en la…
Terapia de cupping: elimina el dolor y mejora tu salud
Foto: Flickr by SuperFantastic

Una vez más el conocimiento ancestral nos brinda un legado de sabiduría y bienestar. Practicado en la antigua Mesopotamia, Egipto, oriente y enmarcado como una de las herramientas de la medicina China, recibimos la actualmente conocida terapia de cupping (taza en inglés por “cup”) o con ventosas. El tratamiento de tazas curativas consiste en aplicar unas vasijas en diversos puntos del cuerpo, dependiendo de la dolencia, para conseguir crear un reequilibrio energético (del “qi o chi”) que devuelva la salud.

Las tazas se someten a calor antes de ser aplicadas sobre el cuerpo y la idea es que se genere un efecto de ventosa o presión negativa en la zona aplicada. La succión producida entre la piel y el músculo ayuda a desintoxicar el organismo, drenando toxinas acumuladas, reactivando la circulación sanguínea en zonas que lo necesitan, estimulando el sistema nervioso y relajando durezas musculares fruto del estrés.

El tratamiento correctamente aplicado no genera irritaciones, dolores o problemas en piel o músculos. Sí es natural que queden algunas marcas cuando la terapia es recién realizada, las cuales desaparecen a los pocos días sin consecuencias. La terapia de cupping puede realizarse en casi todo el cuerpo, siendo más común su uso en espalda y extremidades. Su aplicación produce sensación de calor y a veces hormigueo en la zona.

La forma de aplicar las tazas varía dependiendo del síntoma que se busque mejorar, pudiendo haber movimientos circulares, lineales, presión larga, de tipo descarga o una mezcla de todas ellas. Como todo masaje, esta terapia deja un efecto agregado inmediato de profunda relajación en el paciente. En esencia el método se mantiene similar a su origen milenario, aunque existen dos métodos principales de cupping: seco y húmedo. Y se han adaptado el tipo de tazas o ventosas utilizadas, existiendo de varios tamaños y materiales, como: vidrio, bambú, silicona y barro.

La terapia de tazas curativas se utiliza para aliviar o mejorar dolencias tales como:

Esta terapia también puede ser muy eficaz en prevención de enfermedades, especialmente en lo referido a problemas en músculos y nervios, y como ayuda en mantener buena salud general gracias a su efecto desintoxicante o como drenaje linfático. Por otra parte, puede usarse sola o como complemento de medicina tradicional o en dúo con otra medicina alternativa como la acupuntura.

Si bien hablamos de un tratamiento efectivo y en gran parte inocuo, existen algunas contraindicaciones o prevenciones para quienes tienen enfermedades graves al corazón, riñón e hígado; patologías que involucren hemorragias, dermatitis alérgica y en mujeres embarazadas evitar la aplicación del cupping en la zona abdominal baja y la región lumbo-sacra. Procura asesorarte con un experto profesional de la terapia de cupping, quien pueda responder a todas tus preguntas y aplicarte el tratamiento con todo el rigor y seguimiento necesario.