Lunes 20 de Noviembre 2017

Saca a pasear el perro ¡Qué empiece la acción!

Sí tienes o has tenido perrito, considérate afortunado. ¡Saca a pasear el perro cada día! y recompensa…
Saca a pasear el perro ¡Qué empiece la acción!
Foto: Foto propia en blog personal

Sí tienes o has tenido perrito, considérate afortunado. ¡Saca a pasear el perro cada día! y recompensa la fidelidad de ese ser que se gana los corazones de toda la familia. ¿Cómo no? si sus ojitos casi hablan, su colita festiva celebra sin cesar y sus efusivos besos animan a cualquiera. Los cuidados que necesita no se limitan a cariño, alimento o vacunas, la interacción con el entorno y el ejercicio son igualmente importantes.

Lo primordial es conocer y controlar a tu perro. Identifica su personalidad, cada uno es un mundo. A los más caseros les basta con salir dos veces, otros necesitan horas y los más inquietos precisan gastar su energía con al menos una hora de juego intenso tres veces al día. Sí no entiendes y tienes en cuenta estas necesidades, tu perro podría no desarrollarse correctamente, mostrándose ansioso, aburrido y hasta agresivo.

Aunque estés cansada o con muchos quehaceres ¡saca a pasear el perro! Esto no sólo lo beneficiará a él. Los dueños de mascotas tienen 7 veces más aportunidad que otros para ejercitarse semanalmente. Así que deja tu comfort zone y sé más que un atleta de fin de semana. Aprovecha el paseo y comparte con tu amiguito actividades intensas y divertidas al aire libre. Trota y juega enérgicamente, lleva siempre algo para lanzarle y quemar su energía y trata de estar a la par, de paso disfruta del sol (contribuye a la producción de serotonina, la hormona que controla antojos).

Tanto para educarlo como para ver resultados en tu régimen es vital la repetición, para sintonizarse y acoplarse. Por ejemplo, cuando vayan a salir siempre ponle la correa, así la asociará con paseo y se habituará hasta asimilarlo. Esto favorecerá tu motivación pues será él quien te anime diariamente.

Saca a pasear a tu perro y con estos truquitos aprende como lograr el paseo ideal:

Sí cada vez que le pones la correa se vuelve ansioso, ladra y corre emocionado, es primordial calmarlo antes de salir. Tira de la correa, pronuncia un fuerte ‘NO’ y espera a que se siente. Una vez hecho, felicítalo, prémialo y ahora sí pueden salir.

Evita que la correa quede tensa. Generalmente cuando está ansioso tira la correa. Corrígelo de manera similar, da tú otro tirón, di fuertemente ‘NO’ y detente. Cuando se calme, reanuda el paseo y si continúa andando tranquilo a tu lado puedes felicitarlo y darle una golosina. Repítelo siempre que sea necesario.

– Procura que tu perro interactúe con otros perros

y personas. Evitarás que desarrolle conductas agresivas o asustadizas. Trata de acostumbrarlo desde cachorro a reaccionar adecuadamente en diferentes situaciones.

Ve siempre equipada. Lleva bolsas plásticas para recoger las deposiciones del perro, una bolsita con comida para premiarlo cuando haga falta y agua para manterse hidratados.

Eres responsable de todo lo que tu perro haga. Manténlo controlado y a la vista en todo momento.

Enséñalo a detenerse cuando tú lo hagas. Cuando debas detenerte para cruzar una calle, aprovecha para enseñarle. Con golosina en mano ordénale que se siente y espera a que obedezca, cuando lo haga felicítale y prémialo con la golosina. Puedes repetirlo caminando y deteniéndote cada 2 metros.

Enséñalo a que obedezca a tus llamados. Cuando quieras que obedezca tus llamados aunque esté jugando con otros perros, prueba a llamarlo cada tres minutos para darle una golosina. Así él asociará acudir a tu llamado, con recibir un premio.

¡Sólo resta disfrutarlo!