Miércoles 22 de Noviembre 2017

Los estiramientos son importantes antes del ejercicio, y a lo largo de todo el día

Estirarse frecuentemente proporciona a tu cuerpo una sensación de bienestar y relajación además de contribuir…
Los estiramientos son importantes antes del ejercicio, y a lo largo de todo el día
Foto: Wikimedia Commons by Nevit Dilmen

Estirarse frecuentemente proporciona a tu cuerpo una sensación de bienestar y relajación además de contribuir al equilibrio de tu sistema muscular. Aunque siempre se recomienda realizar estiramientos antes de hacer ejercicio, es momento de convertirlos en una sana rutina cotidiana. Tus brazos, cuello, espalda, piernas y pantorrillas se beneficiarán enormemente y te sentirás llena de energía. Existen algunas reglas a seguir para estirar los músculos: debes sentir tensión más no dolor en ningún momento; los movimientos deben ser firmes pero suaves a la vez para evitar cualquier lesión innecesaria, por pequeña que sea; además tu ropa debe ser lo más cómoda posible para moverte con facilidad. Una rutina de 5 a 10 minutos diarios será suficiente para empezar a habituarte a los siguientes estiramientos básicos:

Piernas y brazos: sentada en el piso inclinas el cuerpo hacia adelante suavemente, buscando tocar con tus manos las puntas de los dedos de tus pies. Este movimiento relaja completamente la espalda y estira muslos, pantorrillas y brazos. Puedes permanecer en esta posición de uno a dos minutos, dependiendo como te sientas. A continuación doblas la pierna izquierda para que ésta forme un triángulo con la derecha, y con tu mano izquierda aprietas con suavidad tu muñeca derecha, inclinándote hacia adelante; luego, repites con la pierna derecha. Esta rutina es excelente para relajar la musculatura y estirarte en forma completa de pies a cabeza.

Relaja tu espalda y músculos del cuello: en posición de pie agáchate tal cual si fueras a levantar algo del piso, hasta que tu rostro esté viendo a tus rodillas con los brazos libres y extendidos. Mantener esta posición por un minuto es excelente para los músculos del cuello y espalda.

Estira el cuello de tres a cuatro veces al día: mientras estás en la oficina también puedes relajarte y estirarte al mismo tiempo; inclina tu cabeza hacia la izquierda con mucho cuidado y luego a la derecha; este movimiento hará que te sientas mucho mejor liberando el estrés acumulado a lo largo del día y beneficiando enormemente la salud de tu cuello.

Si decides comenzar a correr por ejemplo, los estiramientos también serán importantes para que tus músculos se desentuman y estén en las mejores condiciones antes de salir a conquistar tu meta. Sobra decir que previo a tu ida al gimnasio o quedarte a levantar pesas ligeras en casa, también debes calentar y estirarte de 5 a 10 minutos como mínimo, antes de tu workout. Siguiendo estos consejos adecuadamente podrás desarrollar un cuerpo sano y flexible; recuerda también que deberás determinar el tiempo que vas a estirar y calentar basándote en el nivel de dificultad del ejercicio a realizar.