Jueves 14 de Diciembre 2017

Protégete del frío, prepárate para el invierno

¡El invierno está a punto de llegar! Esa estación del año con los días más cortos, noches más largas…

Guía de Regalos

Protégete del frío, prepárate para el invierno
Foto: Flickr. David Trood, Ilulissat 68

¡El invierno está a punto de llegar! Esa estación del año con los días más cortos, noches más largas y temperaturas más frías. Esos meses llenos de días fríos donde lo único que nos apetece es dormirnos delante de una chimenea encendida, beber chocolate caliente, o refugiarnos en casa con una manta y una buena película. El secreto para poder afrontar el invierno con dignidad y no quedarnos hibernando hasta que pase: Protégete del frío.

En verano hablamos de cómo proteger nuestra piel, pero en invierno es igual de necesario pensar en ello. La piel, los labios y todo el cuerpo requieren cuidado y protección en el invierno. Aquí tienes algunos consejos para enfrentar las inclemencias del clima sin congelarte:

La mayoría del calor de nuestro cuerpo se desprende por los pies, las manos y la cabeza. Usando guantes, bufandas, gorros y buenos calcetines mientras estemos al aire libre ayudaremos a conservar el calor corporal y mantendremos una temperatura adecuada sin exponer nuestro cuerpo a cambios drásticos de temperatura.

Nuestros labios suelen resecarse más en invierno. Protégete los labios del frío con hidratante labial o crema de cacao.

Los cambios de temperatura y climas hostiles afectan mucho la piel. El frío y el viento pueden provocar que se quiebre y reseque. Debemos usar crema hidratante para proteger la piel del frío y cuidar especialmente del rostro y las manos, ya que es la piel que se encuentra más expuesta al aire libre.

Sigue aplicando protector solar de SPF 15 para proteger la piel durante el invierno porque las radiaciones ultravioleta (UV) siguen afectándonos.

Evita o elimina de tu dieta todo lo que provoque mala circulación (café, alcohol, picante, tabaco, etc.) ¡Aprovecha para intentar dejar de fumar!

Toma más vitaminas A y C. La vitamina A ayuda a mantener la piel y las mucosas, protege de las grietas en los labios y el cutis del frío. Y la vitamina C ayuda a nuestras defensas para prevenir resfriados.

El cuerpo necesita más calorías para protegerse del frío, añadiendo frutos secos a nuestra dieta ayuda a defendernos del invierno.

¡Cuidado con el peso! Con tantas comidas de Navidad es fácil añadir unos quilos. Vigila tu peso y mantén una dieta equilibrada.

Moverse es muy importante en invierno, para la salud física y mental. Para llevar una vida sana debemos seguir haciendo deporte. Pero eso sí, antes de salir a hacer deporte protégete del frío. Si vas a esquiar no te olvides del protector solar; infórmate de las temperaturas y el viento si haces deportes de invierno.

Evita cambios bruscos de temperatura. Mantén una temperatura adecuada, si hace mucho frío abrígate más y en casa cuídate de un exceso de calefacción que puede resecarte la piel. Sitúa la temperatura alrededor de los 20-21 grados.