Viernes 19 de Enero 2018

Leche orgánica: 5 razones por las que debes consumirla

Consumir leche libre de pesticidas y hormonas es lo mejor para tu salud.
Leche orgánica: 5 razones por las que debes consumirla
La leche orgánica suele ser un poco más cara, pero inviertes en salud.
Foto: Pixabay

La leche es buena para toda la familia y constituye una de las fuentes más antiguas de alimento para los humanos. A pesar de los mitos y las malas críticas a los que se ha asociado en los últimos años, la leche es un alimento completo que contiene elementos clave: calcio, proteínas y vitaminas.

Eso sí, no todas son iguales. Los especialistas recomiendan la leche orgánica. Te explicamos por qué.

¿Qué significa “orgánico”?

El término orgánico hace referencia a los alimentos que han sido producidos en su totalidad sin la intervención de fertilizantes, pesticidas químicos, conservantes u hormonas sintéticas. La leche ecológica proviene de una vaca a la que no se la ha inyectado ningún tipo de hormona y que ha sido alimentada al aire libre con pasto en el que no se han utilizado fertilizantes. ¡Toda una súper vaquita feliz!

¿Cuáles son sus beneficios?

1. Calcio y proteínas de alta calidad. Un vaso de leche ecológica u orgánica es una fuente excelente de estos componentes que estimulan el crecimiento y el metabolismo de huesos y músculos. Un solo vaso contiene 300 mg de los 800 mg diarios recomendados para los niños entre 4 y 8 años y de los 1,300 mg necesarios para los que tienen entre 9 y 18.

2. Grasas buenas. Este tipo de leche tiene más alto contenido en Ácido Linoléico conjugado, o “grasas buenas”, que la convencional. La leche de vacas alimentadas con pasto natural llegan a tener hasta un 71% más de los ácidos Omega 3 que las vacas que son alimentadas con pienso. Estos ácidos grasos beneficiosos se asocian a la prevención y disminución de la diabetes y de las enfermedades coronarias.

3. Vitaminas. Nuestro organismo necesita vitaminas para fabricar glóbulos rojos, producir anticuerpos y tener la piel, las uñas y el pelo bonitos y sanos. La leche de procedencia orgánica tiene más vitaminas que la convencional.

4. Sin antibióticos, ni hormonas sintéticas ni dañinos pesticidas. Las orgullosas vaquitas orgánicas no han sido alimentadas ni tratadas con estos peligrosos productos para la salud. Esto permite que su leche sea de mejor calidad que la convencional y que, además, pasen sus nutrientes a sus crías que también crecerán fuertes y sanas para continuar con la cadena alimenticia.

5. Es saludable y es lo correcto. La leche de origen orgánico es natural y sin ingredientes artificiales (fructosa, tinturas químicas, etc.). Además, el método de producción es respetuoso con los animales y con el entorno; se permite a las vacas pastar al aire libre y se las alimenta de forma sana.

Leche orgánica y leche fresca ¿son lo mismo?

No, en absoluto. Orgánica y fresca son dos términos distintos. Mientras que la primera hace referencia a la alimentación de la vaca y a su cuidado de manera orgánica, el término “fresca” indica que fue recientemente ordeñada y puede ser o no orgánica. ¡Que no te engañen!

¿Es más cara?

Sí, pero al pagar un poco más estarás invirtiendo en tu salud y en la de los tuyos. La leche de procedencia orgánica es mejor y más beneficiosa para nuestro organismo. Es, sin ninguna duda, una buena inversión. ¡Cuídate, corazón!