Domingo 24 de Septiembre 2017

Secretos de un matrimonio feliz

Ciertos aspectos de la vida en común deben ser discutidos con seriedad antes de "dar el sí".
Sigue a Para Ti Mujer en Facebook
Secretos de un matrimonio feliz
Foto: Thinkstock

A estas alturas cuando ya están muy cerca del gran día, es posible que se encuentren un tanto aturdidos por tantos consejos que reciben. Para aligerarles un poco el camino, les sugerimos algunos tips que pueden poner en práctica y que están enfocados a que hagan de su matrimonio una eterna luna de miel.

Proyecto de vida

• Platiquen respecto a lo que quieren hacer y cómo visualizan su vida juntos, es decir, hablen acerca de las actividades que seguirán realizando, como jugar en la liga de fútbol rápido o reunirse con los amigos sin la pareja hasta temas más profundos como el hecho de qué harán con la vida profesional y académica de ambos.

• Casi podemos predecir que después del primer mes de casados surgirán algunos espontáneos que van a preguntar acerca de para cuándo llamarán a la cigüeña. Aunque se da por hecho que al contraer matrimonio tendrán el deseo de ser padres, la realidad es que es una responsabilidad que vale la pena reflexionar con tiempo para ver si lo desean y cuál es el momento ideal. No se sientan presionados y háblenlo cuántas veces tengan que hacerlo antes de tomar una decisión.

• Rompan con los paradigmas. ¿Han crecido creyendo que la mujer es la que tiene que cocinar y él debe traer el dinero a casa? No en todos los casos las cosas operan así, por lo que les conviene en primer lugar confesar aquéllas actividades del hogar que no les gusta realizar y tratar de llegar a acuerdos sobre cómo van a organizarse para que los dos fluyan. También aprendan a reconocer las habilidades del otro y a escuchar lo que le molesta, de esta forma lograrán una relación balanceada.

• El cuidado del cuerpo, así como el conocimiento sobre el ejercicio de la sexualidad es responsabilidad de los dos, por lo que es recomendable que no caiga en uno solo las decisiones sobre el control natal, la higiene y el esclarecimiento de las dudas que aparezcan a través del tiempo. ¿La próxima visita al ginecólogo? un evento para dos.

• Para evitar temores al momento de encuentro sexual, lo ideal es que estén en la misma línea y seguros de que respetarán los acuerdos sobre el tema de la paternidad. Un hijo deseado y querido puede ser un motivo de inmensa alegría, regálense una situación así.

• ¿Cómo, cuándo y dónde? Para evitar hacerse adictos a los típicos pretextos de: “me traje trabajo de la oficina” o “me duele la cabeza”, hay que hablar siempre con la verdad. Permítanse confesar con franqueza cuando no les apetezca tener relaciones o bien, si no están dispuestos por un asunto de salud o simplemente porque el cansancio los tomó como presa.

• Definan bajo qué criterios les darán llaves a alguna persona de su familia, para asegurarse que esto no se convierta en un problema. Por ejemplo, pueden considerar a alguien que viva muy cerca de su casa y con quien tengan la confianza de poder llamarle a las 3 de la mañana para que se las de.

• Entren libres de prejuicios acerca de que la familia política tiene que ser por fuerza desagradable. Dense la oportunidad de conocerla y sumarla a su círculo de afectos.

• Para no quitarle la alegría y la festividad a las fechas importantes como Navidad, cumpleaños, celebración de logros entre otras, organícense en dónde y con quien lo harán, para evitar conflictos y malos entendidos.

Economía

• Establezcan de manera equitativa el acceso y la disposición a los recursos económicos que cada uno genera. Esto le da un aire de confianza a su relación.

• Si se trata de invertir en los gustos y las aficiones, hay que poner también las cartas sobre la mesa: ¿de cuánto dispondrán, con qué frecuencia y en qué cantidad? Para no atentar contra el presupuesto familiar.

• Las aspiraciones y la carga laboral que acepten no expongan la estabilidad de pareja en pos de una mejora económica. Dejen claro bajo qué condiciones convienen considerar un proyecto.

Las relaciones perfectas no existen, sin embargo, el amor y la voluntad con que tomen el compromiso del matrimonio sí puede convertirse en un camino que les confirme las razones por las que decidieron unir sus vidas.

“Conocerte a ti mismo, esculpe tu carácter”.

http://www.sermexico.org.mx

Bojorge@teleton.org.mx