Lunes 27 de Marzo 2017

¿Superalimentos o superpublicidad?

Algunos piensan que la cúrcuma y otros alimentos tienen poderes curativos especiales. Aquí está la pura verdad sobre lo que pueden y no pueden hacer por tu salud

¿Orgullosa de ser latina?

¡Síguenos en Facebook y recibe los mejores consejos para las mujeres!

¿Superalimentos o superpublicidad?

Tal vez has oído hablar de los superalimentos, de alimentos poderosos o las curas milagrosas. Pero aún no existen investigaciones exactas sobré qué tan asombrosas son las virtudes del vinagre de sidra de manzana, el caldo de hueso, el aceite de coco o la cúrcuma [turmeric] y hasta podrían tener un lado negativo.

Aquí hay un vistazo de las afirmaciones sobre los superalimentos, y de la realidad a este respecto.

Vinagre de sidra de manzana

Lo que se dice: Si lo bebes con frecuencia, combate las bacterias, baja el colesterol, controla el nivel de azúcar en sangre, y ayuda a bajar de peso. También evita el ardor estomacal generado por un nivel de ácido bajo, y el vinagre es un ácido.

La verdad: Es un condimento para ensaladas delicioso, pero los beneficios para la salud del vinagre de sidra de manzana están exagerados. Según William Chey, M.D., un gastroenterólogo y profesor de medicina y nutrición en la Universidad de Michigan, Ann Arbor, no existe evidencia sólida de que los niveles bajos de ácido provoquen reflujo estomacal.

Además, Chey dice que ha tratado a varios pacientes con daño en el esófago por haber abusado del vinagre.

Caldo de huesos

Lo que se dice: Es bueno para evitar la inflamación, hace que la piel se vea más joven y aumenta tu nivel de energía.

La verdad: El caldo de huesos es solo un caldo, que se hace hirviendo huesos de animales o de pescado. «La medicina tradicional lo utilizó durante cientos de años, por lo que hay beneficios probables, no obstante no hay muchas investigaciones publicadas al respecto», dice Robin Foroutan, M.S., R.D.N., nutricionista integral de New York City y vocera de la Academia de Nutrición y Dietética.

Podría ayudar con la inflamación. Pero un estudio más corto halló que el caldo de pollo hecho con huesos tenía mayores niveles de plomo (pero debajo del límite de 15 partes por mil millones indicado por la Agencia de Protección Ambiental [EPA]).

Aceite de coco

Lo que se dice: Esta grasa saturada no aumenta los niveles de colesterol a diferencia de otras grasas saturadas que sí lo hacen. También ayuda a la pérdida de peso y evita la enfermedad de Alzheimer.

La verdad: Algunos estudios más cortos sugieren que el aceite de coco podría ser un poco más saludable que otras grasas saturadas, como las que encuentras en las carnes rojas y en productos lácteos enteros.

Si agregas una pequeña cantidad de aceite de coco a tu dieta, lo razonable es hacerlo en reemplazo de otros aceites o grasas, pero sus presuntos beneficios para la salud no han sido probados. Y como otros aceites, contiene 120 calorías por cucharada.

Cúrcuma

Lo que se dice: Mata los tumores cancerígenos y reduce la inflamación.

La verdad: Los estudios demuestran que la curcumina, un componente en esta especia de color dorado, puede prevenir y acabar con el desarrollo de varios tipos de células cancerígenas en laboratorios. Otro estudio sugirió que el extracto de cúrcuma funciona igual de bien como el ibuprofeno en el tratamiento de la osteoartritis de rodilla.

En ambos casos, hace falta hacer más investigación. Es poco probable que la cúrcuma te haga mal si la agregas a tus comidas, pero puede interactuar con algunos medicamentos como los anticoagulantes, así que no dejes de consultar a tu médico.

– Janet Lee

Te recomendamos