Lunes 27 de Marzo 2017

¿Tienes un jefe demasiado exigente? ¡Aprende a manejarlo!

Cierta exigencia nos ayuda a alcanzar niveles más altos de logros en el trabajo

¿Orgullosa de ser latina?

¡Síguenos en Facebook y recibe los mejores consejos para las mujeres!

Dentro de todas las situaciones que se pueden presentar en el campo laboral, lidiar con un jefe demasiado demandante puede ser de las peores, o de las mejores, es tu decisión.

Si bien es cierto que los jefes exigentes muchas veces tienden a no respetar tu tiempo personal, te ponen metas imposibles de alcanzar en los tiempos dados, o son desconsiderados en el trato, también es cierto que cierta exigencia nos ayuda a alcanzar niveles más altos  logros en el trabajo.

Aquí tienes tres sencillos consejos que te pueden ayudar:

  1. No lo tomes como un asunto personal: Lo más probable es que si tu jefe es demasiado exigente contigo, es porque te percibe con más potencial que los demás. Así que no permitas que sus demandas toquen tu autoestima.
  1. Aprende a adaptarte, pero sin renunciar a tus derechos: Sé claro con tu jefe cuando te asigne una responsabilidad sobre los objetivos y la fecha tope. Si consideras que el trabajo no podrá ser realizado en los tiempos que él desea, dilo claramente, pero con respeto. Y cuando te comprometas con una fecha, cúmplela.
  1. Entiende la necesidad de tu jefe: Tal como lo haces con un cliente potencial, debes escucharlo atentamente, precisar su necesidad e intentar satisfacerla. Tal vez su actitud demasiado exigente sea por temor a perder su puesto o por ser demasiado controlador. Hazle saber que estás de su lado y formas parte de su equipo para apoyarlo, y demuéstralo con hechos.

Con estos tres simples consejos puede que logres una verdadera alianza con tu jefe, y puedan llegar ambos a cumplir con los objetivos, tanto empresariales como personales.

@PosadaLifeCoach

Te recomendamos