Lunes 27 de Marzo 2017

¿Sabes cada cuánto debe lavarse un sostén?

La pregunta del millón tiene varias respuestas; acá, una guía para que tu ropa interior dure más tiempo y se sienta bien

¿Orgullosa de ser latina?

¡Síguenos en Facebook y recibe los mejores consejos para las mujeres!

¿Sabes cada cuánto debe lavarse un sostén?

Strapless, deportivo, triangulito, de algodón, de encaje, con aro o con relleno. No importa cuál sea el predilecto, la duda permanece en pie: ¿Qué tan seguido debería lavarse un sostén?

Carolina Aubele es asesora de moda y autora del libro “Secretos del vestidor”, para prolongar su vida recomienda lavar los sostenes cuando éstos están rosados. “Es recomendable siempre lavarlos a mano, con jabón blanco, como hacían nuestras abuelas porque limpia bien, renueva el color y cuida los tejidos. Cuanto más delicado el textil, más delicado el jabón”, explica.

¿Siempre a mano?

Para prolongar su duración, se aconseja no meterlos nunca en la lavadora. Primero, porque pueden dañarse con facilidad, desteñirse y estropearse en la primera lavada. Después, porque son prendas de tejidos delicados que hay que tratar con cariño para que duren y no se estropeen sus partes metálicas. Además, los broches metálicos podrían enganchar a otras prendas delicadas y rasgarlas.

Es ideal lavarlos una vez por semana, a mano, con agua templada y un jabón neutro o un detergente especial para prendas delicadas. Dejar reposar aproximadamente durante 10 minutos y frotar a mano las zonas de mayor roce con el cuerpo, como el lateral de los aros y los cierres posteriores. Una vez limpios, deben enjuagarse con agua tibia y escurrirlos delicadamente, sin exprimir. Es preferible que tarden más en secarse que escurrirlos ya que pueden deformarse las copas y los aros.

Si por cuestión de tiempo o de urgencia no quedara otra opción que usar la lavadora, se recomienda meterlos siempre en una red o rejilla protectora y cerrar los broches de la parte posterior del corpiño como si se fuera a usar.

En resumen

  • Lavar los corpiños después de 5 a 7 usos y alternarlos entre varios.
  • Siempre a mano, con agua tibia y jabón neutro.
  • En caso de usar en lavarropas, introducirlos en bolsitas de tela o red para que no enganchen otras prendas, con un detergente especial y en una función de lavado de prendas delicadas.

Te recomendamos